25.10.05

QUERIDO ABUELO

Hace un año y 7 meses que me faltas. Creo que esta noche has venido a verme, por segunda vez en todo este tiempo, lo cual en parte te agradezco, porque me abrazas como nadie ha vuelto a hacer desde entonces, pero es muy duro despertar aún confortablemente instalada entre tus brazos y que la realidad me abofetee con sorna arrebatándote de mi lado ..... el desasosiego es brutal, porque se me habían olvidado tus ojos grises mirándome, el silencio que me arropaba amorosamente sin darse prisa. Y esto es terrible para alguien que no cree en tu Dios, ni en tus santos, ni en tu cielo, la verdad. Porque me despierto pensando que realmente has estado conmigo, te he sentido, de eso no tengo ninguna duda, y a lo mejor vienes por eso precisamente, para intentar convencerme de que estás en ese cielo del que me hablabas inútilmente. Supongo que esta misma noche será pronto, pero seguro que en dos o tres noches más, ya no pensaré así, ya volveré a ser yo, y a tener claro que no existe ese cielo ni ese Dios tuyo con el que tanto me cabreabas, en definitiva, a dormir tranquila. Pero, oye, si en verdad existe, has de decirle que siga enviándote a visitarme por las noches, que es la única forma de hacerme dudar.
Te quiero, sí, te sigo queriendo. No oías a mi voz diciéndote “te quiero” ¿verdad? Pero sí oías a mi corazón gritarlo, y no te importaba que mis tequieros no fueran sonoros, tú me decías que me que querías a menudo, además de con tu sonrisa, tus abrazos, y tus ojos, con palabras y bien alto. No esperabas respuesta, porque era amor del bueno, no la necesitabas. Creo que cuando comenzaste a escucharlo en mis labios se encendió una alerta en tu alma, sabías que algo ya no iba bien, que igual quedaba menos para la despedida, y aún así, te alegrabas tanto cuando te lo decía, no te importaba el precio que sabías que tenían aquellas palabras ...... Sigo hablando de ti a veces en presente, fíjate, como si no te hubieras ido a ninguna parte. Y van dos veces, dos, que sueño que me abrazas como sólo tú lo hacías, despertándome sobresaltada y con mal cuerpo, ya ves, porque es tan real tu calor que me duele sentir la ausencia cuando estoy despierta y saber que nunca más lo harás fuera de ese sueño. Egoístamente hubiera deseado que no te hubieras ido, porque con todas las cosas que han sucedido desde entonces, me hubieran venido tan bien tu sonrisa, tu abrazo, tus palabras ..... aunque sé que para ti hubiera sido muy doloroso vivirlas. Pero me has hecho tanta falta que ni yo misma puedo creérmelo, que a pesar de que te habías ido encogiendo poco a poco, de que ya tu cabeza era sólo un recuerdo de quien eras, me hubiera venido muy bien tu compañía cuando en tan sólo seis meses el corazón se me rompió en mil pedazos imposibles de recoger, porque tu ternura hubiera sido un bálsamo perfecto para rellenar huecos, abuelo. No hubiera sido necesaria la medicina y su química, tú hubieras sido el mejor de los orfidales, o la mejor de las valerianas. Hubieras sido padre cuando el mío me abandonó, hubieras sido todo amor cuando quien era mi amor dejó de dárseme, incluso hubieras sido amigo cuando descubrí quiénes no lo eran ..... Pero no estabas, porque tú desaparición fue otra de las tragedias de ese tiempo maldito, fuiste el primero de los tres hombres de mi vida en irte de ella, pero al único al que sigo amando.
Tengo que repetirme las palabras que te dijimos en tu despedida, para creérmelas yo, porque en realidad, no es verdad que dejes buenos recuerdos, no, dejas vacíos que no se pueden hacer desaparecer, y a medida que pasan los días, no se hacen más pequeños como creíamos. Simplemente aprendemos a vivir sin ti, y no es fácil. Y pensar que tú te creías ya un viejo chocho sin nada que aportar a nuestras vidas......
No soy creyente, y eso te traía de cabeza, pero sé, o tengo que creer, que estás en algún sitio, con tus hermanos, y que las escasas fuerzas que he conseguido tener desde entonces, que la bravura que me ha hecho subir de los embarrados lodos en que me hundí irremediablemente, que la amiga que cuidó mi alma herida, me las envíaste tú.
Nuevamente te diré lo que aquel 7 de marzo, porque deseo fervientemente, con la misma fe ciega que tienes tú en tu Dios, que seas feliz, allá donde estés:

"Querido abuelo, no sabes lo que yo daría por poder iluminar tu camino, por ayudarte en este tránsito como tú me ayudaste a mí en este mundo.
De haber sabido que tu tierno abrazo me sostendría, no hubiera tardado tanto en nacer
Tal vez ahora se presenta tu futuro oscuro y confuso, pero no te preocupes, estoy segura de que allá donde vas, alguien te espera como tú me esperabas a mí
No me cabe duda de que hay unos ojos que se mueren por verte, así que marcha en paz. Aquí sólo dejas buenos recuerdos.
Que las palabras te acompañen, que las voces de todos aquellos que te conocieron resuenen en el espacio. Que te abran camino.
Que sean ellas las voceras, las mediadoras, las que hablen de ti, las que anuncien la llegada del abuelo amoroso, del contador de historias, del de la carita sonriente
"

COMO NO SÉ PONER MÚSICAS AQUÍ (PIDO AYUDA YA QUE ESTOY ;)) PUES COLGARÉ LA LETRA DE TU CANCIÓN:
HISTORIA DE UN SUEÑO

Perdona que entre sin llamar,no es esta la hora y menos el lugar.
Tenía que contarte que en el cielo no se está tan mal.
Mañana ni te acordarás," tan sólo fue un sueño" te repetirás.
Y en forma de respuesta pasará una estrella fugaz.
Y cuando me marche estará mi vida en la tierra en paz.
Yo sólo quería despedirme, darte un beso y verte una vez más...
Promete que serás feliz,te ponías tan guapa al reír.y así, sólo así,quiero recordarte.
Así, como antes,así, adelante, así, vida mía, mejor será así.

Ahora debes descansar,deja que te arrope como años atrás.
¿ Te acuerdas cuando entonces te cantaba antes de ir a acostar?
Tan sólo me dejan venir dentro de tus sueños para verte a ti.
Y es que aquella triste noche no te di ni un adios al partir.
Y cuando me marche estará mi vida en la tierra en paz.
Yo sólo quería despedirme, darte un beso y verte una vez más...
Promete que serás feliz,te ponías tan guapa al reír.
y así, sólo así,quiero recordarte.Así, como antes, así, adelante, así, vida mía,
ahora te toca a ti, sólo a ti, seguir nuestro viaje.
Se está haciendo tarde,tendré que marcharme.
En unos segundos vas a despertar...
LA OREJA DE VAN GOGH

¿Sabes? Siempre pedías sonrisas, y yo, sólo tengo que pensar en tí para que se me cuelgue de los labios una sonrisa, quizás porque siempre te recuerdo sonriendo.
©Glauka-2005 Querido abuelo

Etiquetas:

6 Comments:

Anonymous Alfredo dijo ...

Sencillamente ...............maravilla de relato de amor.¡
Un beso.
A.

8/4/06 00:30  
Anonymous La Espuma de Venus dijo ...

Ole ay que bonito ¡¡¡ me he emocionado ...esto es muy bonito de veras... yo recuerdo igual a mis abuelos ... los hecho tanto de menos... pero siempre recordandolos sonrio entre lagrimas

Salud

P.D; yo tambien fuí sirena .... varada ...

8/4/06 00:31  
Anonymous Anita TOrmento dijo ...

Últimamente, más bien Anita Atormentada...pero eso es igual ahora.
Creo que voy a dejar de entrar aquí, porque me pongo muy blandita...y eso no puede ser.
He llorado. Que lo sepas.

8/4/06 00:31  
Anonymous Nut28091 (gota de tinta) dijo ...

hola sirena:

antes que nada disculpas por no pasar antes a tu blog, apenas vi que me escribiste y pues....me di una vueltecita por aqui...porque dices que antes eras una sirena???? no lo eres ya??? porque????

respecto a lo de tu abue, si, la gente que amamos quisieramos que siempre viniera a vernos, y esa cancion tambienb me hace llorar, y pensar en alguien que quise mucho y se fué (su cuerpo) porque su alma esta conmigo, mi madre.

besitos!!! nos estamos leyendo.

pd pasa cuando quieras por el blog, es tu casa
pd me encantan las sirenas!!!

8/4/06 00:32  
Anonymous xienra dijo ...

Joder, que bonito...

26/9/06 21:46  
Anonymous Julio César Melchior dijo ...

¡Precioso! Puro sentimiento. Sensaciones que brotan del alma. Felicitaciones!!!

19/4/11 12:10  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home

Powered by FeedBurner