25.11.05

EXORCIZANDO DEMONIOS: BACO Y SUS CARTAS!

Un mapa de carreteras, sí, eso buscaba cuando entré en ese cuarto de nuestra casa dónde aún se encuentran tus cosas. Ese cuarto al que no entro más que a limpiar, y por alto. Esas cosas por las que no he sentido ni la más mínima curiosidad en todo este tiempo.
Abrí aquella caja pensando en cuál sería la carretera que me condujera a A. Tormento, fíjate, y se me paro en seco el corazón, un segundo sólo, para luego salir como alma que lleva el diablo garganta arriba: era mi letra, en aquellos sobres rasgados, eran mis cartas.
Aquellos folios sin sobre llenos de letras grandes también eran míos, aquellas letras enormes que se escapan de mis dedos cuando escribo rápido y ahogada. Al ritmo que latía mi corazón, o sea, desenfrenado, leí mi carta, mientras que los ojos se empeñaban en estar abiertos para poder seguir leyendo pese a que, al velo de lágrimas que se había instalado sin pedir permiso en ellos, amenazaba con el desbordamiento si los cerraba:

“No sé porque no eres feliz, XXXX, no sé porqué no disfrutas con nada. No sé porqué me has ido echando de tu vida poquito a poco hasta expulsarme totalmente. No sé porque odias que tenga algo más en mi vida que tú y tus vacíos, como es mi familia o trabajo, especialmente este último año, en que simplemente he sobrevivido sola, sin ti. No sé porqué no compartes tus cosas ahora de pronto, conmigo, o con tus amigos, o con las personas que te quieren No sé porqué te gusta sufrir, o porqué te empeñas en ser “difícil” y hasta pruebas una y otra vez a destrozar todo aquello bueno que haces. No sé porqué te odias de esa manera tan terrible.
Sé que has estado obligándome a abandonarte, para que sea yo quien termine con todo, para que, una vez más, tal y como tú dices, todo sea fúnebre en tu vida. Te has empecinado en hacerme daño, para que sea yo quien ya no puede más. Y así estoy, que ya no puedo más, lo conseguiste. Que me duele el alma y hasta el aire, que lo único que quisiera hacer es encerrarme a llorar meses y meses, y sufrir amnesia, y olvidar toda mi vida, y no haberte ni conocido, porque borraría todo el dolor, pero también todo lo bueno que me diste, y no tendría referencias para saber lo que quiero.
... Estás demasiado obsesionado contigo mismo como para pensar en nadie ni en nada más. Demasiado empeñado en ser “alguien”, para mí quizás, como para poder serlo. Yo sé quien eres, y me cuesta olvidarte, pero te aseguro que cada vez más, me siento viuda, XXXX ha muerto, en su lugar hay otra persona que no tiene nada que ver con XXXX.
Te he querido ciegamente, de una forma puede que hasta insana. No había nada ni nadie, sólo tú. Eso te gustaba, hasta que empezó a haber algo más. Fuiste tú quien se fue, dejando sitio libre en mi vida, yo sólo fui cubriendo vacíos, nada más. Eso sí, tú seguías siendo el nº: 1, sin embargo yo fui desapareciendo de tus prioridades primero (sólo tu empresa lo era), de tus necesidades después (la empresa es una necesidad ya) ... pero yo debía seguir viviendo por y para ti.
... Sólo puedes disfrutar de las cosas por ti mismo, si te quieres a ti mismo un poquito al menos, XXXX, y tú, a pesar de ese egoísmo en que te refugias para protegerte Dios sabe de qué, no te quieres nada. Por eso te molesta que los demás disfrutemos, por eso te molesta que los demás te queramos.
¿Sabes? Es curioso porque yo siempre he creído que te exigía demasiado, que necesitaba constantes atenciones, que quería pruebas de tu amor una y otra vez, que era yo quien pedía siempre más. Y estos días, de pronto, lo he visto claro, he comprendido que no es así, que nunca ha sido así, que eres tú quien siempre, absolutamente siempre, me ha estado examinando, 12 años poniéndome pruebas, para ver hasta dónde llegaba mi amor por ti, porque no podías creerte que te amase realmente a ti. Tal vez tú me quisiste demasiado y tuviste miedo al dolor de perderme, no lo sé. Lo que tengo claro y cristalino es que no puedo seguir demostrándote nada. Es que hay más: a este XXXX no le quiero, supongo que es a donde querías llegar, a saber si te querría en cualquier circunstancia, pero te has equivocado, ser dañino no es una circunstancia, es ser un alguien distinto, el que yo amo, está muerto.
Supongo que haré lo que se hace en estos casos, sufrir un montón de tiempo y luego rehacer mi vida con los pedazos, yo puedo ser feliz, lo sé. Soy la fuerte de los dos, como tú dices. Puedo incluso llegar a querer a alguien con la misma locura que te quise a ti, no sé si sabré dejarme querer, eso ya se me ha olvidado. Ahora no puedo hacerme a la idea, pero tendrá que ser así, porque tú no ofreces nada, sólo el triste espectáculo de ver cómo te destruyes, de cómo arrastras contigo todo aquello a lo que amas. Y yo no quiero destruirme, no.
Quizás, sólo quizás, aceptes ir a un médico, hay una probabilidad entre un millón, no más, pero si te digo la verdad, tampoco me hace feliz la idea, ni me ilusiona, ni nada, porque no creo en ti. No sería la primera vez que lo dices, ni la primera que pones algo de tu parte para ser feliz, el tiempo justo para convencerme y que me quede contigo; cuando te he creído, has vuelto con más ímpetu al dolor, al daño.
Creo que yo te he querido más de lo que nadie te ha querido nunca, y eso XXXX no lo puede comprender, entre otras cosas, porque XXXX no se quiere nada. Tantas comprobaciones te han llevado a no confiar en mí, tu teoría de que todo se acaba y nada puede salir bien es precisamente lo que te ha llevado a que se cumpla tu teoría de las narices.
Es triste, muy triste. Siempre fue fantástico sentirse admirada y querida justo por la persona que más admiras y quieres, estupendo ser un verdadero equipo. Y se acabó. El desapareció poco a poco, ese hombre luchador, animoso, que me compartía y se compartía, ha desaparecido. No hay excusas, no puedo mentirme más, porque ya he agotado mis fuerzas haciéndolo. Estoy vacía, sin nada que ofrecer. Cierto, ahora somos incompatibles, lo único que tenemos en común, mira tú por dónde, es este inmenso dolor.”
Rabia a raudales, eso es lo que sentí, si lo que quieres saber. Al leerme. Me enfurecí conmigo misma por haberte creído 3 años antes, por haber deseado creerte quizás. Aquella genialidad de tu amor, era desesperación encubierta por carecer de deseos de vivir, de tener un alma atormentada a la que no querías mirar de cerca; siempre creí tus palabras, cuando decías que yo suplía aquellos vacíos en su alma, ahora sé que no fue así, porque no podía ser así.
Triunfas, o eso cree el resto del mundo; te va cada vez mejor en lo tuyo, de lo cual me alegro enormemente, de veras, porque es lo único que ocupa tu vida. Y tú sabes que me alegro y porqué me alegro. Ganas mucho dinero, tienes no sé ya ni cuántos empleados en tu empresa, reconocido prestigio, y a día de hoy algunos se extrañan de que te “haya dejado escapar” ....
Por eso no PUEDES mirarme a los ojos. Por eso, yo no QUIERO mirarte a los ojos. Porque tú y yo sabemos que tu verdad sigue, cuatro años y medio después, en esa carta.

GLAUKA

Etiquetas:

14 Comments:

Anonymous Baco dijo ...

Es increible todo lo que puede contener una carta verdad? y como lo conserva intacto con el paso del tiempo...
Espero que la exorcizacion haya sido completa.


Un dulce beso entre cartas

7/4/06 15:46  
Blogger GLAUKA dijo ...

Ya ves, gracias a tí. Un largo beso húmedo, tierno y incitante .... la continuación, cuando quieras.

7/4/06 15:47  
Anonymous Anita Tormento dijo ...

El exorcismo es necesario en tu caso. Pero detecto cierta recurrencia. Hacía tiempo que tenías este asunto aparcado. Quiero que PUBLIQUES abiertamente que este caso está cerrado. Quiero que dejes de hurgar ahí. Quiero que mires hacia adelante. Capítulo cerrado. Vive, que es más productivo, anda.
Besos

7/4/06 15:47  
Anonymous Baco dijo ...

Gracias a mi? pues me alegro si he ayudado en algo :P
El beso húmedo que no se detenga y no hara falta continuarlo.

Y Ana, siento el bajón del vino de mesa, ya he aprendido que contigo no hay que bajar del champan del bueno :P

7/4/06 15:47  
Blogger GLAUKA dijo ...

Precisamente, publicar la carta ha sido el aldabonazo necesario para cerrar el asunto, reina. Sabes que fue un shock tropezarme con ella, y me había quedado ahi la espinita, adormecida, (idiota, me gritaba la desgraciada espina), hasta que leí las cartas de Baco, la recordé, y vi la luz: hacerla pública. Ya está. ASUNTO CERRADO.
BACO: Ya ves, la vida nos da sorpresas .... bien vale, de acuerdo ... continúa el beso humedo.
¿Qué te pensabas? Mi amiga es de lo bueno, lo mejor.
P.D: Hablando de entrañas .... creo que ya me llevas ventaja.

7/4/06 15:48  
Anonymous Anita Tormento dijo ...

Hermoso Baco, me bebo el mar Mediterráneo si la compañía lo merece (sería el caso), pero prefiero un solo sorbo de champán del bueno a un tetra brik entero de vinote. Ese, pa cocinar de diario. Y vos, que sois el dios del vino, deberíais estar de acuerdo conmigo, que no paso de ménade. :P
Pero leche, contigo no me puedo quedar en un vinillo. El interlocutor merece productos de calidad. Lo vamos a acompañar con unas ostritas para que no salpique al caer en el estómago. Luego, si me animo, te doy un mordisquito.
MUAK!

7/4/06 15:48  
Blogger GLAUKA dijo ...

Dada la extensión de mis intervenciones, querido Baco, y de lo íntimos que son lo sblogs, comprenderá usted que considere que su lectura de mi blog le da un conocimiento sobre mis "entrañas" muy superior al que yo he ido adquiriendo estos días sobre las suyas .... ;)
Glauka, otro estilo.

7/4/06 15:48  
Anonymous Baco dijo ...

Ains, que esto parece una conversación y me sabe mal tenerla aqui entre los comentarios de tu blog, aunque a decir verdad, se esta muy agusto.

Por partes...


Ana, eso que con tan sabias palabras has sabido explicar tú, era lo que yo intenté transmitirte con mi desafortunada expresion de vino de mesa.
Pero no le daré más vueltas, la interlocutora bien merece todos los lujos, asi que cuenta con Dom Perignon, ostras y todo lo que a tu exquisito paladar se le pueda antojar.
Y por favor, por dios, o por Baco, animate, animate...


Y Glauka, pensaba yo que con la extensión de mi blog estabas viendo todas mis entrañas, o al menos asi me sentia yo, desnudo y con mis manos intentando tapar mi entrepierna, pero tienes razón, aqui se le ven muchos de sus atributos, todos ellos bellos.

7/4/06 15:49  
Anonymous Anita Tormento dijo ...

Ay, Baco, Baco....me estoy animando....mira que está complicao que en estos tiempos tan difíciles yo me anime...será el champán, será el color de tus ojos (los tuyos, negros) de ciencia ficción...pero esta noche.....esta noche igual te llevas un mordisquito.
Te mando una sonrisota, para que vayas abriendo boca.
Ana

7/4/06 15:49  
Anonymous Baco dijo ...

Negros? y porque negros y no azules, verdes o simplemente, porque los ojos?
Animate, pero aunque no lo hagas, la sonrisa ya no me la quita nadie...

Yo ahora solo puedo, mirarte...

7/4/06 15:50  
Anonymous Anita Tormento dijo ...

Y quítate las manos de ahí, hombre. Un dios romano no se tapa la entrepierna....danos el gusto de ver caer las manos, las hojas de parra, el vino, el champán....veamos.....mmmmm.....qué te parece, Glauka?
JAJAJAJAJAJAJAJAJA. FELIZ Y GUARRÍSIMO VIERNES

7/4/06 15:50  
Anonymous Anita Tormento dijo ...

Son negros. Eres un dios romano. Los ojos...porque los ojos lo son todo. Ante unos ojos, no hace falta nada más. Los ojos mandan.
Te muerdo con los ojos.
MUAK

7/4/06 15:50  
Blogger GLAUKA dijo ...

¿A mí me lo preguntas? Pero si me tiene ahora mismo entre sus brazos .... dulces son sus besos, amiga, y el tacto desu espalda es ....

7/4/06 15:50  
Anonymous Baco dijo ...

Ana, son negros, es cierto, y tambien es cierto que los ojos mandan, demasiadas razones como para no hacerte caso y quitar las manos...
Sin duda lo mejor, que me muerdas con los ojos.

Glauka entre mis brazos una sirena humeda y salada, perfecto contraste para besos dulces...


Un beso de fin de semana!!

7/4/06 15:51  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home

Powered by FeedBurner