20.2.07

A CIEGAS (continuación)

Me senté en el sillón, junto a la ventana, me quité la camisa, los zapatos, y te miré en silencio.
Allí seguías, reflejada en el enorme espejo, más tranquila quizás al principio, más relajada. No sé cuánto tiempo transcurrió, yo te miraba sin dar crédito a lo que veía, extasiado, cuando me percaté de cierta incomodidad tuya, de ciertos movimientos bamboleantes de tus brazos, de cierta intención, posiblemente, de levantarte.
- No, aún no.
- Me duelen los brazos -protestaste bajando la voz.
- Espera, no hemos acabado.
Me levanté sin hacer ruido, me acerqué a la puerta de la habitación, y la abrí.
- ¡No te vayas!
Cerré la puerta con cuidado, quedándome, dentro eso sí.
- ¿Estás ahí? ……... Contesta …….... ¿estás ahí? ….. Por favor, no tiene gracia, si no me contestas me voy a levantar ¿me oyes?
Claro que te oía, pero era el más difícil todavía. De hecho estaba a tu lado, junto a la puerta me había abierto los pantalones, había echado unas gotas de una muestra de perfume de esas que traes del Corte Inglés para que los pruebe, en mis slips y hasta en mi corto vello, y estaba a tu lado, con la polla fuera, gruesa, húmeda, caliente.
Sin decir nada acerqué mi polla a tu cara, sin tocarte, unos centímetros nos separaban nada más y me avergonzó un movimiento tuyo con el que casi la hubieras tocado, fíjate qué tontería, me aparté rápido, me sentí extraño. Una vez me recompuse del absurdo momento de desazón que acababa de pasar, decidido esta vez, acerqué mi polla a tu boca. La sentiste, y tardaste más de lo que pensaba en aceptarla. Froté tus labios con ella y parecía que no la quisieras, titubeaste ante la presión, no sin antes mover la cabeza hacia un lado para decirme:
- …. ¿Eres tú?
Comprendí que había surtido efecto el cambio de perfume en medio del silencio y sonreí. Te acerqué mi verga de nuevo sin clemencia, pero tú volviste a requerir, con cierta ansiedad exigente:
- ¿Eres tú?
Acerqué mis manos a tu cabello aproximándote al tiempo mi verga, cada vez más firme gracias a tus palabras, casi consigo metértela en la boca pero levantaste una mano del suelo y tuve que apartarme con rapidez … diste un manotazo en el aire y casi te caes de bruces, hiciste equilibrios sobre tus rodillas, tu piel me deslumbró, blanca, como hacía tiempo que no lo hacía, tus pechos se agitaron con desesperación, puede que tuviera algo que ver en esa forma de verte esa sensación de desvalimiento tuya que casi me arranca las lágrimas, esa que te tuvo unos segundos eternos frente a mí, de rodillas, intentando no caerte y dando manotazos al aire mientras me reclamaba tu voz:
- ¿Dónde estás? - implorabas- ¿Dónde estás?
Y como si hubieras echado fuera a golpe de manotazo los miedos que se habían adueñado de ti hacía nada más que unos instantes, con calma, pausada, posaste ambas manos en el suelo de nuevo, y en silencio, esperaste.
Me rompiste.
Apreté los ojos con la misma fuerza que los puños, te lo aseguro. Te vi tan … “entregada” iba a decir, pero no, no es la palabra, quizás lo sea más “confiada”, sí, tan confiada pese a los temores que sin duda tenías, y aún así, supe que confiabas en mí.
De nuevo me aproximé a ti con el sexo en la mano un poco menos duro (es lo que tiene ponerse a pensar en “motivaciones” durante) y sin titubear, lo comenzaste a lamer. Lentamente, sólo con la punta de la lengua primero, luego como con más interés, fuiste aumentando los lametones, metiéndote el capullo en la boca para acariciarlo con los carrillos antes de rozarlo, levísimamente, con los dientes, y de nuevo pasear la lengua arriba y abajo regándolo entero con tu saliva … sólo recordándolo me pongo malo.
Soplaste.
Genio y figura, sí, hasta desnuda, a cuatro patas y con los ojos vendados, tenías que ser tú. Ya te digo que soplaste. Justo antes de buscar a tientas de nuevo la carne mojada que te engullirías, una y otra vez, constante, incrementando el ritmo hasta que frenabas sin preaviso para recorrerla nuevamente con la lengua abierta, y de nuevo te la metías en la boca. Tu cabeza moviéndose adelante y atrás sin apoyo, sin ayuda de las manos, tu culo siguiéndola y tu espalda dejándose llevar … era todo un espectáculo. Y la idea de metértela entera de un golpe seco hasta la garganta puedes estar segura de que casi puede conmigo, sí. Por un momento creo que llegué incluso a hacerlo, pero me dio tiempo a frenar la estocada y, convertir esa agresividad en la fuerza necesaria para renunciar al paraíso que era para mi esa boca tuya. Creo que te sorprendió, eso sólo tú lo sabes, pero creo que te sorprendió porque volvió la tensión a todos tus músculos cuando te icé del suelo sujetándote ambos brazos acerqué mi aliento, sólo mi aliento, a tu boca, a tu nariz, a tu cuello, sin cejar en la virulencia con que te asía los brazos, antes de llevarte de espaldas hasta la ventana. Tú sabías que hacia allí íbamos, lo sabías y no te gustaba la idea. Escuchaste el sonido de la cortina al abrirse mientras sentías el frío cristal en tu culo:
- No, no, no -rogabas- no hagas eso, no, eso no, no lo hagas …
El deslizar de la puerta corredera fue todo lo que obtuviste como respuesta, con mi respiración agitada de fondo, eso sí, que rabia me dio no poder contenerla, te lo aseguro. De espaldas te obligué a salir a la terraza, y volví a mirar todo tu cuerpo desnudo, iluminado por la luz de las farolas, de las ventanas vecinas, vi tiritar la piel de tus brazos y el contorno de tus piernas, rígidas, apretadas, difuminado por la escasa luz que tamizaba aquel cristal semiopaco que pretendía esconder de miradas ajenas lo que hubiera en aquel lugar, infructuosamente, dada la escasa densidad del ahumado.
- Abre las piernas -te dije con mi voz totalmente tomada por la ansiedad acumulada.
Titubeando, pero las abriste, sin dejar de temblar y sin separar tus brazos del pecho.
Sólo tu sexo, sólo tu sexo supo de mi existencia en aquella terraza, porque sólo tu sexo fue acariciado por mis dedos, abierto primero, casi con asepsia médica, separé luego tus labios y los reconocí con mis dedos una y otra vez antes de meterlos, porque fueron dos, de golpe, en tu interior.
Empujé tu cadera hasta conseguir que te voltearas sin sacar mis dedos de su sitio.
- Sujétate al borde con las manos separadas.
Gemías, gemías mientras girabas con mis dedos dentro, y gemías mientras abrías tus brazos ofreciendo tus duros pechos a la ciudad. Y chorreabas.
Por eso no pude continuar mucho tiempo visitando por sorpresa tu clítoris y jugueteando ruidosamente con tus fluidos, haciéndote saber que estabas terriblemente mojada, por eso te aplasté la espalda con mi cuerpo, hundí mi cara en tu pelo y mi polla entre tus piernas clavándome una y otra vez mientras te pellizcaba los pezones, mientras te manoseaba los pechos sin contemplaciones, mientras ensalivaba tu oídos y clavaba mis dientes en tu cuello.
Creías que me iba a correr y se habría acabado todo ¿verdad? Yo también lo creí, de hecho, tuve un orgasmo bestial mientras me deshacía dentro de ti sin poder parar de moverme, sí. Pero descubrí con un agrado que ni te imaginas, que, sin haberme salido aún de ti, seguía con una furia interna de esas que sólo puede uno conseguir que le abandone con un orgasmo, y comprendí que aún había más.
Sin salirme de ti te arrastré dentro de la habitación y te llevé casi en volandas hasta el espejo, fue ese el frío que sentiste en tu cara, en tus pechos, aplastados contra él, en tus muslos, en tus mejillas, en tus brazos. Y retomé el movimiento empujando tu vientre aún más dentro del espejo hasta que sentí que de nuevo iba a correrme.
No quería hacerlo sólo, quería que aquellos regueros que descendían por tus piernas vieran su cometido satisfecho y así fue que, girándote cual muñeco, salí de ti para apoyar tus nalgas en el borde de la cama, y desde ahí, empujarte con mis envites dentro de ti, sobre el colchón. Subí y bajé deslizándome sobre tu sexo arriba y abajo con fruición, sabiendo lo que buscaba con ese resbalarme sobre tu vulva, hasta que tus gritos sacaron ese alarido salvaje de mis pulmones que hacía falta para echar fuera toda la furia que aún me quedaba.
Después no sé cuanto tardé en besarte, sé que me sentía bien, arropado con tu calor, en calma, saciado y como en casa. Sé que me chocó el tacto del pañuelo en la lengua cuando fui a besar tus ojos, y lo levanté con los dientes, y vi entonces que en algún momento habías llorado. Sé que un sentimiento como nunca antes había sentido de infinita ternura me obligaba a besarte, a acariciarte, a abrazarte, a desearte dentro de mí de forma irracional, supongo, a querer hundirme contigo y que se acabara el mundo en ese momento en el que tenía la certeza más absoluta de que me amabas y te amaba como nunca había sentido que nos amáramos, como probablemente nunca volvería a sentir que nos amábamos. Sé que no sentí la tristeza propia de la fantasía cumplida, ni siquiera el pudor de haberla cumplido contigo porque sólo contigo tenía sentido su existencia, incluso como fantasía. Sé que supe que nunca dejarías de sorprenderme, nunca. Y no me asustó la idea. Sé que tus manos en mis mejillas secando unas lágrimas que no fui consciente de derramar, con tus ojos sonriéndome, fueron lo mejor que me ha pasado en la vida.
Por eso me ha angustiado no encontrarte aquí al despertar. Por eso me ha inquietado leer tu nota: “Cuéntamelo”.

A ciegas © Glauka 2007

Etiquetas:

38 Comments:

Blogger sernoser dijo ...

¡Porque me lo pides tu......oñññññññooooooooooooooooooooooooooo yaaaaaaaaaaa!!!!!

(plasplasplasplasplas..... toas pa ti sirenita jejejejejejejejeje!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!)

20/2/07 01:57  
Anonymous Anónimo dijo ...

Dejando de lado divagaciones varias, interpretaciones correctas que compartes, lágrimas insuales que produce leer este tu erótico de dos, evitando recordar cuanta fragilidad, confianza y amor hay en tus letras, me ceñiré a comentar que quizá el "cuèntamelo" que dejas generando el bucle de la historia (que bueno es repetir las cosas y, por lo menos leer y volver a leer), podría decirte que Él también te lo ha contado lagrimas incluidas recientemente.

(mira que soy malo, que feo eso de contar intimidades... virtuales, claro)

Un beso y no se me enfade la Sirena... que ya sabes, es peor.

PP
(joer, no vi la similitud de diglas)

20/2/07 06:26  
Anonymous K010T dijo ...

Enorme relato.

Para mi, sin duda, lo mejor del mismo, esta en las ganas de compartir algo tan intenso, tan intimo, algo que se percibe como tan "prohibido" para ambos. Esa entrega sin cortapisas, mas por el placer del otro, que de uno mismo.

Muy bello, aunque tengo algo de doloroso este final, en el que quema ese amor perdido.

Gracias. Besos.

20/2/07 07:37  
Blogger Andy dijo ...

"...hasta que tus gritos sacaron ese alarido salvaje de mis pulmones que hacía falta para echar fuera toda la furia que aún me quedaba".

Joder... eso si que es caliente.

Me encanta el blog. Me voy antes de que diga pavadas...

Saludos

A.-

20/2/07 08:17  
Anonymous glauka dijo ...

SERNOSER: jajajajajaja!!! Gracias caballero! (Te dije que sabráis porqué hablaba de casualidades ... leva escrito unos días y me sorprendió eso, la casualidad, de algunas cosas) Un beso enorme!

PP: ;), ya sé que si me enfado es peor, que a algunos eso les pone jajajajaaja!!! pero, de todos modos, no hay motivo de enfado. Fragilidad, confianza, amor: una buena sinopsis del texto sí. Todos los besos!

K010T: Es parte muy importante del fondo de la historia esaque te gusta a ti.
No tiene porqué ser doloroso el final, no tiene porqué haber perdido el amor, puede que ella simpliemente quisiera saber cómo lo había vivido él ... de ahí que él se lo haya contado en este texto. Otra parte del juego, sin más. Un besote.

ANDY: Tú no dices pavadas corazón.... me alegro de que te guste!

20/2/07 11:12  
Blogger el santo job dijo ...

una pasada
como siempre
y digo yo...
incitar a los santos a tener segun que clase de pensamientos...
no será delito??
besos!!

20/2/07 11:57  
Anonymous churra dijo ...

Solo puedo decirte sirena que valia la pena esperar .
Lo demas , como tantas veces sobraria .
Besos

20/2/07 12:14  
Blogger AVATAR dijo ...

Ha vuelto mi Glauka favorita.

Enhorabuena.

20/2/07 13:20  
Blogger TERESA dijo ...

Si la primera parte me gusto,la segunda a sido excitante.

20/2/07 13:43  
Anonymous Fernando dijo ...

Sirenita!...vaya como no te lo han de copiar!...besos con cariño..y la luna?

20/2/07 21:01  
Blogger Ofelia Lopez Pez dijo ...

Oye...Glauka...sabes que me interesa tu bienestar...pero....esto, no sera demasiado potente?

Solo he leido hasta donde pone polla...y no es por pensar mal, pero creo que hablabas de sexo...

Lo supongo matrimonial.....¡¡¡
Sólo faltaba...

B x C

20/2/07 21:17  
Blogger belita dijo ...

Sirenita un placer esperar ... Me siguen impresionando las sonrisas tras las lagrimas, así que hoy conseguiste remover muchas cosas en mi memória.

Besitos.

20/2/07 21:50  
Anonymous Sorrow dijo ...

Menos mal que he llegado a tu relato cuando ya estaba continuado...

Excelente y apetecible.

Un abrazo.

20/2/07 22:15  
Blogger EnLaOscuridadDeLaNoche dijo ...

¡UAU!

20/2/07 23:47  
Blogger Adulter dijo ...

Jo. Se me han puesto los dientes largos. O lo mismo no eran los dientes.

21/2/07 00:18  
Anonymous glauka dijo ...

EL SANTO JOB: Pues me da que delito delito no, pero pecado en según que contexto ... igual sí. Un beso diabólico pues.

CHURRA: Eres un cielo. Menos mal que valía la pena ... jejejeje!!!

AVATRA: Nunca se fue corazón, es que andaba escondida ;). Sale sólo de tarde en tarde, ya sabes. Un beso blanco.

TERESA: Por ahí van los tiros, entre otras cosas. ;). Un beso.

FERNANDO: jajajajajaja!!!! COn la luna, siempre con la luna, por favor. ;)

OFELIA LOPEZ PEZ: Pues supone usted malamente, según entiéndase lo de la sagrada institución ... que un poco contraria a la misma que soy ... sí, bonica, sí, se trataba de SEXO. Las cosas claras, ya tú sabes. Besos salvadores de crisis para usía.

BELITA: Esas sonrisas tienen un poder especial, quizás porque sólo surgen cuando la ocasión es tremendamente especial. Y ésta, lo era. Un beso.

SORROW: Cachissssssss ... no padeciste la espera ... hay que saber esperar, tiene su encanto también. Bienvenido!

ENLAOSCURIDADDELANOCHE: andaaaaaaaa!!!! AHora resulta que eres un perroooooo!!!

ADULTER: Todo, se te ha puesto largo todo, mejor así, puestos a escoger ;). Me alegro. Besos adúlteros, muy muy adúlteros.

21/2/07 10:50  
Blogger Isthar dijo ...

Creo que mi imaginación y la tuya no deberían mezclarse, no veas qué calores de repente :P

Sé que lo sabes, pero hay tanta sensualidad y sexualidad en estos relatos como muchas más cosas ;)

Entrega, confianza y lágrimas compartidas entre orgasmos, bufff

Un día me matas

21/2/07 13:23  
Blogger humilde dijo ...

.... o_O .... madre mía.... esto no es apto para las horas que son, que uno tiene que dar clase en media hora!.... y no es plan de dar espectáculo.... XDDDD

21/2/07 16:53  
Blogger ahhh dijo ...

Cuando recupere el aliento, te digo algo, uhffff.

21/2/07 20:48  
Blogger Hermes dijo ...

Una entrega emocionante.

Besos morbosos

21/2/07 21:46  
Blogger EnLaOscuridadDeLaNoche dijo ...

Je,je,je Fíjate en lo que me has convertido con tus relatos :-o
;-)
Besazos.

21/2/07 22:45  
Anonymous glauka dijo ...

ISTHAR: Me has hecho recordar, mira por dónde, una canción que dice algo así como matarte a polvos ... ;) y no, yo no, yo sólo doy ideas.
Tú es que eres mu lista niña, y ves donde otros no ven (¿rayos laser en los ojos?) Un beso helado, para compensar.

HUMILDE: jajajajajajajajjaja!!! Pues nada oye, déjalo para la noche, un poco antes de dormir, a ver si resulta ser mejor hora ... o no.

AHHH: Sigo esperando oye ... espero que no te hayas ahogado! ;)

HERMES: UUUUUMMMMMMMMM ;). Sí, es emocionante, para algunos claro. Me alegra saber que estás entre ellos. Un besazo.

ENLAOSCURIDADDELANOCHE: jejejejejejeje!!! Premio a la mejor actriz ... ummmm ... ¿secundaria o principal? ;)

21/2/07 23:42  
Blogger Willow dijo ...

Y por qué me empeñaré en leerte desde el trabajo...

¡¡Por favor cuanta intensidad!!

22/2/07 09:42  
Blogger Darilea dijo ...

Ufff cuanta sensualidad hay hoy por aqui, para mi fue una sorpresa.
Me gusto.
Besitos.

22/2/07 14:36  
Blogger TOROSALVAJE dijo ...

Glauka, Glauka, Glauka, que vamos a hacer contigo????

Está muy bien. Da mucha calor.

Un beso.

22/2/07 15:41  
Blogger Mara dijo ...

Uishhhh mi sirenita guapa, si es que vake un imperio, aquí nos tienes sudando ya con elcorazóna celerado , en una emzcla de excitación y nervios................si es que el rollo sumisa,tiene su aquel
Precioso, nena, genial como siempre o un poco más;)
Muak

22/2/07 21:54  
Anonymous glauka dijo ...

WILLOW: ¿Para evadirte? ;)
Aprovecho para decirte que no puedo comentar tu blog (me pasa con algunos más, por cierto, no hay manera) Un besazo.

DARILEA: Espero que agradable sorpresa.Un abrazo.

TOROSALVAJE: Ese ¿qué vamos a hacer contigo? no será una proposición verdad? ;) Calorcito para tiempos invernales, dí que sí.

MARA: Me alegra esa mezcla de excitación y nervios, porque eso es que te has mentido en el papel ;). Mil besos.

22/2/07 23:51  
Blogger menta producciones dijo ...

Hermosos relatos... tienen todo el voltaje necesario de osadía y desasosiego, cosa prístina y tranquilidad... me encantó descubrir este espacio un gran abrazo

23/2/07 04:20  
Blogger Willow dijo ...

Pues vaya que no me puedas comentar...¿ni como anónimo ni nada?

Joe!!

Y si, probablemente sea para evadirme...jeje

23/2/07 08:40  
Blogger zooey dijo ...

Uffff, Glauka....la verdad, me has sorprendido. Me ha encantado. Tengo que confesar que leí los dos seguidos y me ha parecido precioso. La forma de contarlo, perfecta (además desde él, más difícil). El fondo, una maravilla, ese juego tan intenso y lascivo, con un final que revela que todo ese erotismo tan carnal, tan latente y tan desinhibido entre los dos era algo más dentro de una relación amorosa más compleja y más rica.

El "te quiero" agradecido cuando el la encuentra desnunda en la habitación al llegar, las manos de Glauka secando las lágrimas de él y la palabra "cuéntamelo" le dan una dimensión mayor a todos esos maravillosos detalles que has descrito tan bien y que acercan tanto a ese fascinante estado de excitación (los brillos que hacía la luz de la vela, el volteo en la terraza sin sacar los dedos de dentro de ella...).

Ebullición pura :) Precioso, Glau.

Un abrazo muy grande

23/2/07 10:00  
Anonymous manel dijo ...

el relato llega donde ha de llegar. ¿qué se siente ante una corte así de admiradores? merecida, eh?

23/2/07 10:49  
Anonymous Misántropo dijo ...

Ya sé que no me va a dejar entrar pero, aunque tu no te hayas dado cuenta, te he dicho cienes y cienes de veces que...

¡Ah, que no es la 503...uys, perdón.

23/2/07 22:12  
Anonymous glauka dijo ...

MENTA PRODUCCIONES: Me alegra conocerte, una cara nueva siempre es bien venida por estos lares. Un beso!

WILLOW: Ni como anónimo ni nada ... me pasa también con murmullo de las cucarachas, con nibuenonimalo, que recuerde ahora mismo.
Ya me parecía a míííííií ;)

ZOOEY: Me ha encantado leerte y no, no por ego (bueno, eso debe también tener su parte, a qué engañarnos ;)). Pero me ha gustado ver que has visto ese algo más ... puestos a escribir erotismo, no puedo separar con facilidad, ese algo más, llámalo amor o como quieras, del sexo. ALguna vez lo he hecho, pero la forma natural es así, concibiendo la situación en un "algo más" que lo envuelve todo.
Besos.

MANEL: jajajajajja!!! Pues la verdad es que a mí me produce una enorme satisfacción cuando veo que me entienden, sea un post erótico, inventado, o basado en hechos reales, de risa o de lagrimón ... me reconforta, me ayuda a sentirme menos sola, o comprendida o yo qué sé ... petonets!

MISANTROPO: jajajjajajajajajaajjajaaaaa!!! Pues no, la verdad es que no te he oído. Besos!

23/2/07 22:52  
Blogger ^ojos verdes^ dijo ...

Sin palabras, susurros sorprendidos!

24/2/07 03:37  
Blogger Lara dijo ...

Genial!! Pones a mil a cualquiera Glauka. Me encanta como escribes.

24/2/07 18:32  
Blogger dulcinea dijo ...

No si...entre "sernoser" y tú...me voy a tener que dar duchas de agua fria...eh?? qué barbaridad más sana¡¡¡ aysssssssss...cómo me gusta¡¡

25/2/07 20:19  
Anonymous glauka dijo ...

OJOS VERDES: Cuanto tiempo sin verte!! Se te echaba de menos guapetona.

LARA: Creo que debo alegrarme de haberte hecho pasar hambre ... ejem ejem ejm, igual está feo pero me alegro!

DULCINEA: jajajaajajajajajajaja!!!! Nos dio a la vez a ambos, que manda narices, sí. Casualidades de la luna seguro. Un dulce beso.

27/2/07 10:41  
Blogger El veí de dalt dijo ...

Glauka,
vengo de leer tu post en el de Plaitodelasorejas. Quería felicitarte personalmente. Me ha dejado patidifuso...!

1/2/08 22:13  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home

Powered by FeedBurner