6.3.07

PRIMER BESO

Cosas de la vida, hoy tiene que salir. Debe salir. Es el último día de fiestas y le ofrecen en su casa la emocionante oportunidad de salir de noche. No tendrá que saltar por la ventana esta noche y, sin embargo, sólo quiere encogerse en su cama.
Deja pasar la última noche de este verano sentada en las escaleras del puerto que llevan a las barcas, y se le acerca Jorge, ese veinteañero que casi se enamora de ella de la que la enamoraba cuando desconocía sus escasos quince años. Se sienta a su izquierda, un escalón más arriba, y le acaricia el pelo. No habla. Ella tampoco. Se le cae una lágrima que él no ve.
Rompe el silencio pretendiendo sacarla de esta oscuridad para tomarse algo bajo las luces de cualquier pub que se carcajearían de su tristeza, se acerca para empujar sus hombros en dirección a esa luz sucia porque no soporta no ver el brillo alegre de sus ojos ni escuchar el tintineo de su risa, y ella se revuelve, consigue desasisirse como no conseguía desasirse unas horas antes. Callan.
Pasan los diez minutos más largos de su historia, los diez minutos más largos de todos los minutos que han pasado juntos en aquel verano. Jorge acaricia su cara y pasar levemente su dedo pulgar por sus labios y, ante la tensión con que tropieza, besa su frente con dulzura.
Una pena no haberlo hecho antes.
Eso dijo él.
Vete fue la respuesta que obtuvo. Por favor, vete, para ser exactos.
A solas en aquellas confortables escaleras de piedra hundidas en la oscuridad, su amiga Marga le cuenta los detalles de la pelea entre Jorge y Manolo cuando a ella le faltó tiempo para poner al día a Jorge y, a éste, la faltó tiempo también, pero para encararse con el portero de discoteca más guapo de la zona. Jorge supo, gracias a su inestimable amiga Marga, que sus buenas intenciones al aparcar el beso que casi le da días antes, dejándolo colgado en la comisura de sus labios, retenido por un repentino ataque de conciencia, habían sido una estupidez:
Manolo es el portero de la discoteca, el guapo que se trae de calle a todas las veraneantes del pueblo. Y es su amigo. Pese a doblarle la edad, con ella no ha adoptado esa pose que tan bien le sienta de “Aquí está el bombón por el que se derriten tus huesos, nena” ni una sola vez. Casi se diría que se relaja cuando se ríe de sus ocurrencias de quinceañera, que le gusta cuando le tiene que recriminar esa mala leche que ella se gasta inocentemente con los niñatos y no tan niñatos que, día sí y día también, provocan a esta cría, porque ella es una cría. Sonríe cuando aparece a la una de la madrugada: puede que se haya escapado por la ventana de su casa, como sabe que ha hecho siempre que la ve a estas horas por la discoteca.
Y el verano toca a su fin.
Le trae una chocolatina, que antes de despedirse al anochecer, él dijo algo de que se moría por un chocolate. Y ella se lo trae, para, de paso, ganarse su perdón por ser tan insistente con determinada muchacha, que le ha pedido el "favor" de hablarle de ella a Manolo, dada su amistad, y eso ha estado haciendo ella antes de irse pensando en saltar por la ventana, otra vez, cuando todos durmieran en su casa, sin saber que hoy no tendrá que hacerlo.
No es la primera vez que le toma el pelo: que qué guapa que estás, que si hoy voy a tener que pelearme con más de uno, que hazme el favor de no ser tan galla, que si mejor ligaba contigo que con esa amiga tuya … sin más transcendencia que un tonteo entre dos que se ponen al día de sus "amores de verano", que las niñerías de la quinceañera (enamoriscá de un tal Jorge) más de una sonrisa han sacado al treintañero, portero de discoteca ligón. Porque son amigos.
Y le dice que el pincha, porque por aquel entonces los disjokeys se llamaban pinchas, quiere hablar con ellas, concretamente con su amiga Marga, que venga, vamos a la cabina.
Entran en el almacén los tres, y, cómplices, sonríen viendo a su amiga Marga subir las escaleras que la conducirán a la cabina donde le espera la sonrisa del pincha.
Salivas embadurnan su cara, prisionera contra la pared, con un fuerte dolor en una muñeca y una ocupación de lengua desconocida en su boca. Empuja con el vientre, con las piernas y hasta con el alma, a aquel montón de ser humano que la aplasta brutalmente contra la pared, huye de aquella boca empeñada en indagar dentro de la suya, sin mucho éxito, la lija de aquellos labios no deseados arañan su tierna piel, intenta zafarse de aquella mano que amasa su pecho izquierdo sobre la camiseta, invadida por la presión que entre sus piernas alguna parte de aquel montón de carne ejerce allá donde nadie ha osado acercarse antes, nublados sus ojos abiertos, incapaces de entender porqué huelen tan de cerca la piel morena de Manolo hasta llevarla a esa náusea que le aprieta la garganta sin poder gritar, cercada sin escapatoria, acorralada, se ahoga voluntariamente para no vivir lo que está viviendo. No piensa.
Escupe con todo su cuerpo movimientos que quedan a medias, arde con una furia temblorosa que intenta salir por todos los poros de su ser para quemar, destrozar o aniquilar, a esa losa aplastante, babeante, invasora, en que se ha
transmutado aquel amigo suyo durante unos largos minutos en los que sus protestas, quejas y negativas son engullidas sin miramientos por aquel animal que se le ha echado encima. No piensa.
La puerta de la cabina le da un respiro al entreabrirse, relajando por un segundo la inmensa fuerza de aquel hombre jamás sospechada por la quinceañera, ni en la peor de sus pesadillas. Una patada de las que escupía tiene éxito entre las piernas de la bestia. Es posible que se encogiera. No piensa.
Corriendo entra en el aseo de la discoteca. Corriendo aparece su amiga Marga, que la ha visto desde lo alto correr hacia allí. Se mezclan los vómitos con las lágrimas, abrazada a la taza del váter. Se ahoga en llanto. Congestionada se frota la cara con agua, restriega su camiseta empapándola hasta lastimarse el pecho, enjuaga la boca con jabón líquido. Duele infinitamente pensar.
Por fin ha tenido su primer beso. Inolvidable, desdeluego.

Primer beso © Glauka 2007

Etiquetas:

22 Comments:

Blogger Ofelia Lopez Pez dijo ...

Glauki...tanta literatura te queda un beso estupendo. El mio, lo recuerdo nervioso y con sabor a cloro de piscina.

Claro, que yo no soy sirena...

6/3/07 10:15  
Anonymous churra dijo ...

ufff, el primer beso. Lo recuerdo perfectamente. En un cuatro latas.
¿Sabor, a cerveza Mau y aceitunas aliñadas "
(lo que mas recuerdo sin embargo fué el relato a las amigorras al dia siguiente...¡¡dios que risas!! ).
Besitos Glauka

6/3/07 12:42  
Blogger AVATAR dijo ...

Precioso. Como envidio tu memoria y tu manera de narrar.

Besos posteriores, muchos, muchísimos

6/3/07 12:49  
Blogger Alba dijo ...

Yo también recuerdo mi primer beso. No fue muy agradable, no lo recuerdo con especial cariño, sobre todo, lo que más me acuerdo, es la sensación de verguenza, fijaté tú. Pero desde luego no tan "inolvidable" como el que narras tú.

Besos.

6/3/07 13:37  
Anonymous glauka dijo ...

OFELIA LOPEZ PEZ: Espero que sea cierto eso de que me queda "pendiente" ;) un beso estupendo ... más de uno por favor!
No siempre lo que mal empieza mal acaba, que me encantan los besos a día de hoy.
Uno para ti con sabor a sal, pero de piel.

CHURRA: Odio las primeras veces de siempre, claro que visto como han ido saliendo, normal que las odie ;). A las pruebas me remito.
Recordé leyéndote un beso con sabor a Malboro ...

AVATAR: Haces mal envidiando mi memoria, es una losa muy pesada, creéme, que tener buena memoria cuando el resto no la tiene te hace sentir una estúpida con demasiada frecuencia.
Me quedo todos tus besos porque quiero quedármelos.

ALBA: No deseo que nadie tenga un beso tan sumamente inolvidable como éste ... sí que se tenga la suficiente mala memoria como para que, 20 años después no surja de pronto ante tus narices en tiempo real, que pega un buen susto. ;).
Vergüenza en los siguientes, ciertamente.

6/3/07 16:07  
Blogger yole dijo ...

Un beso...

6/3/07 17:21  
Blogger yole dijo ...

Por nacer tú...doble es el beso.

6/3/07 17:27  
Anonymous Avalon dijo ...

Si es que el pincha y el portero eran lo peor de cada casa, a quien se le ocurre... XD

6/3/07 19:06  
Anonymous casilda dijo ...

Recuerdo un beso forzado de un tio que llevaba demasiadas copas,el mal sabor que me dejo duro un tiempo.
(con perspectiva...debi partirle la cara).
El primer beso-beso no me acuerdo a que sabia, pero debio saber muy bien por lo que repetimos luego.
Saludos

7/3/07 01:48  
Anonymous Anónimo dijo ...

Ahora sí lo he leído (sin ofuscaciones)y comprendo más de lo debido... hay palabras, una concretamente que pasa desapercibida bajo la atalaya de la cabina. Para mí todo este relato, terrible, se resume en esa palabra que no debí haberte escrito. Lo siento.

Te hundiría en mi pecho y te acariciaría el pelo, cómo he estado haciendo hasta ahora.

7/3/07 04:14  
Blogger belita dijo ...

El primer beso... importante, si, pero siempre preferire el penúltimo.

Uno muy grandote para ti.

7/3/07 10:06  
Blogger Seoman dijo ...

El primer beso, siempre imposible de olvidar, para bien o para mal, pero imposible. Y en una noche de verano, ¿cuantos hemos tenido un primero beso en esas noches?.
Precioso relato

7/3/07 12:02  
Blogger El buzón de mi casa dijo ...

Hola Glauka,

Desde tu reciente visita a “El buzón de mi casa”, llevo preparado mil y un halagos con los que corresponder la señal de vida que has dejado en él, después de leer tu relato solo me siento capaz a darte un escueto gracias por ese primer comentario.

Guardare siempre un agridulce recuerdo de él., hasta pronto.

El buzón de mi casa

7/3/07 12:23  
Anonymous glauka dijo ...

YOLE: Dulces ambos besos. Otro para tí.

AVALÓN: A una quinceañera nada más ;). Besos.

CASILDA: Nunca antes dije "publicamente" que éste hubiera sido el primer beso, siempre me remontaba al siguiente primer beso ;) escudándome quizás en que el primer beso tendrá que ser aquel en que participes. Tampoco fue nada del otro jueves jajajajaja! pero al menos quedaron ganas de repetir, y menos mal. Besos de una besucona empedernida.

ANONIMO: Es que cada uno tiene su propia historia o sus propios sentimientos pintando el color del cristal con que miramos. No hay nada que sentir. Y no me digas eso del pecho que mira que me instalo ahí ;). Una bomba racimo de besos para ti, hoy.

BELITA: AHÍ, AHÍ!! El último, siempre el úlitmo es el que se saborea ... y tengo un delicioso saber ahora mismo. QUe te besen mucho y bien, en mi nombre, pero alguien que te guste un montón, venga, que te lo has ganado.

SEOMAN: Por mucho que lo intentes no hay manera, cierto. Pero de todo se aprende, incluido el primer beso. Un recuerdo de aquel beso de verano en el que pensabas al comentar, así me gustaría que te sintieras besado.

EL BUZÓN DE MI CASA: Vaya ... me hubiera gustado mas dejarte sólo sabor dulce, espero que el calorcito de la blogosfera te haya acogido bien en su regazo. Cuando abras el buzón saltará un beso de lso que van por libre ... tú decides dónde le dejas posarse.

7/3/07 12:33  
Blogger Dammy dijo ...

Yo soy más de "últimos"... Será porque tengo una memoria nefasta, jejeje.

Muy bonito y muy bien escrito el texto.

Un blogbesico.

7/3/07 12:53  
Blogger dulcinea dijo ...

...Pues algo menos que una quinceañera era yo en mi primer beso, y bueno...lo recuerdo porque fue el primero...pero luego han habido muchos mucho mejores...es lo que tiene el sabor a MAHOU...;)

Me gusta leerte, un beso, pasaditosss los 15...jeje.

7/3/07 18:05  
Anonymous manel dijo ...

Mi primer beso huele a portal, a inocencia y a dulzura. Espero que la chica, Adelia, lo recuerde igual. Catorce año.

7/3/07 18:15  
Blogger humilde dijo ...

....mi primer beso.... bueno, creo que lo he vivido muchas veces.... en algunas ocasiones, es bueno dejar el contador a cero, y volver a sentir como la primera vez.... de la que por cierto, miento, ya no me acuerdo.... ;)

7/3/07 18:22  
Anonymous ella y su orgía dijo ...

Esas primeras veces... Esos juegos iniciáticos... Qué pena no poder recobrar la inocencia primigenia con cada nuevo amante.

Besos orgiásticos.

7/3/07 18:58  
Blogger Fernando dijo ...

Espero que sea un cuento...yo creo que el primer beso de unos chic@s debe tener algo mejor que el baboseo de un Manolo...pero de todo hay...muy bueno...un beso con cariño marino.

7/3/07 19:40  
Anonymous glauka dijo ...

DAMMY: Haces muy requetebien, los últimos son siempre los mejores y no te digo nada de los que están por venir ;). Besos.

DULCINEA: Y tan pasaditos nena!!! A mí también me gusta leerte. Un beso enorme!

MANEL: Eso es un primer beso en toda regla, lo describen así en todos los manuales sobre el primer beso ;). Seguro que sí, que ella lo recuerda de similar manera. Petonets!

HUMILDE: Menos mal que nos lo dices ya de mano, eso de que mientes, porque no me creo nada. No te digo que cambiaba yo ahora ... mejor te regalo un beso para que lo puedas olvidar!

ELLA Y SU ORGIA: Pues fíjate que yo la inocencia creo que la recupero con cada nuevo amante (ejem, al menos así ha sido con los poquitos que ha habido) pero la primigenia no la quiero, no, esa de desconcoimiento de técnicas es un coñazo, con lo bueno que es que salga rico rico gracias a los conocimientos adquiridos ... ;)

FERNANDO: Pues podría ser un cuento, pero digamos que sería uno de esos de "basado en un hecho real" jajajajaja!!! Yo tamibén creo que debería ser de otra manera. Besos resalao!

7/3/07 22:17  
Blogger EnLaOscuridadDeLaNoche dijo ...

Uff ¡Qué mal rollo! :-(
Un abrazo.

8/3/07 23:18  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home

Powered by FeedBurner