15.10.10

AMOR VIRTUAL

He dicho amor, no sexo, asique, todos los que estéis escuchando a la espera de que “amor” haya sido un eufemismo de “sexo”, podéis iros yendo.

Es que eso es lo que hacen estos dos de los que os hablo, juegan a amarse. Por alguna razón que desconocemos los tres (ellos y yo), la amistad basada en un interés común se ha acabado convirtiendo en un “esto” al que temen dar nombre. Los dos.

A veces él dice que no lo sabe, ni quiere saberlo, pero que está enamorado, y que ella no lo sabe, que no quiere ni imaginar eso de él, sencillamente porque no le conviene ni a ella ni a él. Curiosamente, siendo ella la excesiva de los dos, tiene el freno de emergencia siempre a mano, y tira de él cada vez que huele a la desesperación e impotencia acechándoles. Especialmente cuando le acechan a él, entonces se pone manos en jarra y les hace frente con una potencia que hasta la más perra de las perras protegiendo a sus cachorros envidiaría. No puede soportar la congoja en él. Quizás porque no puede controlarla, la suya sí puede controlarla, y, curiosamente, es la suya la que a él le vuelve loco, la que consigue que sea él quien aporree el timbre de alarma ahuyentando los miedos.

Se miran por dentro, se acarician el pelo y el alma, ríen y hasta lloran, juntos y por separado. Nada duele más que las lágrimas del otro, es cierto, yo lo he visto, no temen las suyas, las disfrutan, pero las del otro … esas les arremolinan furias insospechadas enturbiándoles el raciocinio.

Se aman con palabras escritas tan sólo. Dicen que juegan a amarse, pero a veces, sólo a veces, uno de los dos pasa un mal día pensando en ese “esto” suyo que les tiene tan entretenidos, y encuentra porqués que darle al otro, justificando lo que les sucede de forma lógica y entendible, y esos porqués siempre son, y eso es lo mejor, justificaciones que curen el corazón del otro, que explican porqué está el otro en este “esto” que les une. Nunca buscan explicarse a sí mismo, no, lo que quieren es evitar el dolor de la duda propia que pueda tener el otro.

Sufren entonces, cuando en soledad tiemblan acongojados sin entender qué pasa, o no queriendo entender qué pasa, y juran no volver. Pero siempre vuelven, al menos hasta hoy. Doloridos, con tiento, con cuidado, el escaso tiempo que empelan en explicar esos porqués hallados al otro, porque inmediatamente vuelven las sonrisas y el calorcito a secuestrarlos y ellos, a dejarse secuestrar.

Creyó él sentirla a ella sobre su espalda una tarde de esas acongojadas, de veras que la sintió. Quizás porque no soportaba la idea de que fuera otro hombre quien disfrutara de su mirada y su piel entonces, saber que podía suceder lo que algún día tendría que suceder le ofuscaba y arañaba el corazón, ofuscándole y arañándole aún más sentir eso, que no tenía derecho y razón, lógica.

Y ella llegó a despedirse de él con palabras racionales cuando creyó que el “esto” que les unía podía causarle el más mínimo dolor a él, le dolía el cuerpo entero despidiéndose, pero no quería que él sufriera por ella, y llegó a despedirse.

Ninguna de estas ofuscaciones tuvo éxito, ni siquiera duración porque, en cuanto están juntos, desaparecen las dudas y el dolor. Secuelas quedan, pocas, pero quedan, ya saben que duele el “esto” que les mantiene unidos.

"¿Y si te digo que te quiero?" él siempre menos previsor. Y ella sonríe, entiende sus palabras, sabe, porque lo sabe, que a veces revientan esas palabras en la boca, que durante unos instantes, se siente la inmensa necesidad de decirse, de quererse y decirlo, aunque sea verdad durante esos instantes nada más, o eso se repite, o eso le repite a él. Pero sonríe porque le gusta, porque no esconden nada, ni siquiera eso, porque saben cuando temen, cuando sonríen, cuando lloran, cuando acarician, cuando desean, cuando ansían.

“Quería tenerte físicamente” Y lo entiende, vaya que si lo entiende. No, amigos, no es eso que estáis pensando, no están buscando la manera de tocarse, besarse y comerse los ojos, por mucho que lo deseen ambos. Tienen sus códigos y se tienen físicamente, más de lo que podéis imaginar, de otra manera. El vacío de él la acompaña a ella durante la vuelta a casa, por ejemplo. Igual no lo entendéis, yo tampoco lo entendía hasta que decidí observarles. Y efectivamente es así.

Pero ya he dicho antes que se trata de amor virtual. Lo último que desean es ver sangrar al otro. Y verse encharcaría de sangre, seguro. A veces hacen planes, se verán algún día, sí, cuando ese “esto” suyo se muera, cuando no se amen quizás, más que con el afecto de un gran amigo. Hasta entonces, es imposible. No deben ni pueden ni quieren destrozarse mutuamente, para ser exactos, uno no quiere destrozar al otro por nada del mundo.
Glauka
Dedicado a los que lo habéis entendido porque lo habéis vivido. No creáis que es posible el olvido.

12 Comments:

Anonymous Anónimo dijo ...

Sabias palabras en las que me reconozco.

El sangrado virtual es casi peor que el real, porque no puede verse la herida ni ser curada con impune precisión... y eso, puede llegar a infectar la sangrante herida del otro.

En estos casos, creer en la curación, sigue siendo cosa de dos.


Bsos.

15/10/10 12:54  
Blogger AVATAR dijo ...

Sigues consiguiendo, aunque te prodigues menos, que tus palabras escritas se hagan carne (valga la blasfemia).

Besos

15/10/10 13:44  
Blogger la jardinera dijo ...

Me he visto y lo he entendido. Aunque yo soy de mucha pasión, de las que se tiran a la piscina aunque esté vacía, de las que se entregan sin pensar, sólo sintiendo.
Ahora me va bien; muchas veces me ha ido fatal. Pero cuando miro para atrás creo que he llevado una vida generosa, con sufrimientos, pero también con mucha riqueza de gente y amor.
Todo tiene su lado bueno y su lado malo.

Me decía una amiga hace ya un tiempo que me iría bien ser más moderada, pero una es como es. Y con todas sus consecuencias tiro para adelante. ¿Me caeré de nuevo? Puede, pero mientras tanto, que me quiten lo bailao!

Muchos besos,

15/10/10 13:45  
Anonymous Mar dijo ...

Sirena, no te mides, estoy en el trabajo y lloro a mares. Es que no solo lo vivi, es que mi pasion no me dejo controlarme y hasta una hija quedo de aquello.
No se olvida, jamas se olvida, solo se aprende a vivir sin el.

Besitos a triton, imagino que navega sin parar por estos dias, porque la mia no hay quien la pare!

15/10/10 14:15  
Blogger Belén dijo ...

Yo muchas veces he sido así, pero ya me he puesto tan agnóstica que no me muevo por (casi) nada... y menos por palabras!

pero si, sé de lo que hablas

Besicos

16/10/10 12:10  
Anonymous glauka dijo ...

ANÓNIMO: No creo que sea necesaria curación porque no hay enfermedad ... basta con la voluntad y la intención, lo que pasa es que a veces flaquean, otras, se adormecen por necesitar "vivir" algo de neuvo. Me alegro de que te reconozcas: has sentido.

AVATAR: ¿blasfemia la vida? No no no nono .... cuando hay carne por medio de los sentires, suele haber emoción y VIDA. ;) Besos guapetón!

LA JARDINERA: Me gustas así, qué quieres que te diga ;)

MAR: UFFFF .... como escarpias me has puesto los pelos tú a mí ....

BELÉN: A mí me da que la de la historia era agnóstica y sigue siéndolo, pero en un momento d ado le arrebataron el agnosticismo a la fuerza, y mira tú en qué lío se metió ;).

18/10/10 18:18  
Blogger Miss.Burton dijo ...

Querer tanto a alguien, que uno renuncia al egoísmo de tenerlo asido físicamente, y todo ello deriva en un amor, diría puro, y que no está sujeto a obligaciones-presiones-convivencias muchas veces absurdas...
Creo que lo he entendido, pero como la Jardinera, yo me tiro a la piscina, sin mirar si hay agua ó no... y la verdad, he sufrido de cojones, pero cuando la dicha es buena... no tengo rival en felicidad, niña, no tengo¡
Un besazo fuerte, y otro para el muñeco, que estará ya enorme, y mas guapo sí cabe. Por cierto, dime qué es de Churra, no la encuentro por ninguna parte. Si, eso, a mi correo, ya sabes quien soy, supongo.... la de hostiassssss, y BSSSSSSSSSSSSSS

20/10/10 23:59  
Anonymous glauka dijo ...

TIens razón, es más puro, pero por eso precisamente, más irreal quizás no??? la realidad incluye las absurdeces esas que estropean la felicidad diaria, no sé. Hay cosas que sólo pueden vivirse así, con fecha de caducidad, para que sean perfectamente puras ...

Besos!

16/11/10 16:00  
Blogger Aquí me quedaré... dijo ...

¿ Sin roce? ¿Sin caricias?
Lo veo algo dificil...

Es cierto que hay personas que me producen cierto hormigueo, pero enamorarme así. No me veo.

Vuelvo a pensar y no me veo.

Besos

18/11/10 13:32  
Blogger Aquí me quedaré... dijo ...

Si antes comento....

Podría haberme quedado calladita

Besos

1/12/10 19:38  
Blogger El murmullo de las cucarachas dijo ...

"He dicho amor, no sexo, asique, todos los que estéis escuchando a la espera de que “amor” haya sido un eufemismo de “sexo”, podéis iros yendo."...

jo...

que manera de tratar a los amigos cucarachas...!!!

pos habrá que perderselo...

o no...

cuando no mires.... lo leeeremos rapidito!!!...

chinchaateeeeeeeeeeeeeeeee!!!

y besossss y versoooooosss desde el rubicon!!!...

y al sireno... trocitos de coral con forma de puzle... para que los deje tirados por cualquier lado...

11/12/10 12:05  
Blogger GLAUKA dijo ...

AQUÍ ME QUEDARÉ: jajajajajaajajajajajajaja!!! Tengo que decirte que la del post pasó algo similar ;)

MURMULLO DE LAS CUCARACHAS: Yo es que con vosotros siempre termino a carcajadas, menos mal que todavía hay quien arranque no risas sino carcajadas directaemtne. Sois unos encantos aunque no lo queráis ser, que lo sepáis.

15/12/10 10:34  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home

Powered by FeedBurner