19.12.05

MUJERES, TRABAJADORES DE SEGUNDA (II)

Y es que hay un punto clave: la ASISTENCIA EN EL HOGAR.Seguimos con los últimos coletazos (eso espero al menos) de una rígida concepción social en la que el "macho-hombre-conseguidor de alimentos y protector de la familia" detenta el poder y la "hembra-mujer-paridora y criada para todo" ocupa el sector servicios, atendiendo a las necesidades tribales de limpieza, nutrición, educación infantil y sanidad (lo sé, la frase se las trae, pero la verdad es que me he quedado muy descansada). Todo ese trabajo que parece que no existía pero del que alguien tenía que ocuparse (las mujeres, ¿lo dudabais?). Es decir: asistencia social y sanitaria (cuidado de los niños, los enfermos, los ancianos); alimentación (ir al mercado, decidir los menús para el desayuno, la comida, la merienda y la cena, prepararlos y, encima, intentando ahorrar); intendencia (suministros indispensables en el hogar: lejía, lavavajillas y otros enseres de limpieza doméstica; jabón, dentífrico, colonia y demás para el aseo personal; sábanas, toallas, mantelerías y ropa varia para el hogar; zapatos y ropa de vestir para todos, etc., incluidas flores y otros elementos de decoración para hacer más agradable la vida de la familia); enseñanza (tablas, dictados, inglés); transporte público (lleva a los niños a la escuela, recógelos y empieza el periplo: clases de ballet, inglés, música, taekwondo; y, además, visitas al dentista, las vacunas, la revisión de la abuela...); y, naturalmente, ocio (parques temáticos, salidas al campo, la playa, la piscina) .... Si lo pensais bien, a veces son capaces de hacer todo esto en un solo día. A poco que se sepa de economía doméstica podremos hacer números fácilmente: Calculemos cuánto se ahorra la sociedad en atención a los niños, ancianos y enfermos, cuánto valen las horas y viajes de las clases extraescolares, la compra semanal, las visitas al médico, hacer un rato compañía a la abuela... Por no hablar de la cocina: recuperar la sana dieta mediterránea para estar todos bien alimentados no sólo implica tiempo para comprar y cocinar, sino que sería la mejor solución para que enfermedades tan importantes como la obesidad no disparen sus índices y, además de dañar la salud, graven las arcas del sistema sanitario público (cosa que sucederá dentro de pocos años si sigue la tendencia al alza). Así, calcula: ¿cuánto costaría remunerar el trabajo doméstico? El Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) decidió contarlo y el resultado fue, sólo en España, ¡¡¡541 millones de euros!!! (90 billones de pesetas)Por el contrario, si las mujeres se ocupan de todo ello, aunque sea a costa de abandonar el trabajo remunerado de «fuera» y volviéndose a casa, ¡lo que ahorraríamos en servicios sociales! Aunque, evidentemente, no es que se lo ahorre nadie, es que aún no se ha invertido en ello todo lo que sería necesario.Y entonces es cuando entran en juego los remordimientos por no cuidar de tus padres como debieras, incluso de tu suegra, que te recrimina A TI que pueda acabar en una residencia de ancianos porque trabajas fuera de casa .....su hijo es un hombre, no sabría hacerlo. Pero no se te ocurra separarte de él y reclamarle pensión eh?, que a cuento de qué? Se llega incluso a no comprender a las mujeres que se quedan en casa (yo de hecho no lo hago) por sus suegras, que si lo han hecho, pero no porque deseen que sean felices, no, por puritito egoísmo: su hijo no tiene porqué mantener a nadie. Eso sí: tú debes seguir haciéndote cargo de todo lo del hogar para que SU HIJO lo tenga absolutamente todo, porque, parece ser, su hijo es un inútil, o al menos, eso se deduce de los pensamientos de su madre.Hablando de los niños de hoy en día y los problemas que tienen de conducta social, etc, de lo que tanto se habla: ¿acaso los padres-hombres no tiene nada que decir al respecto? Porque parece que sea culpa de las madres unicamente, constantemente se las responsabiliza, porque claro, como anteponen sus deseos de realizarse trabajando fuera de casa, en lugar de quedarse encerrada en ella cuidando de sus retoños.... ¿acaso no sale el hombre y todos lo ven normal?? No es él también padre? Alguna responsabilidad tendrá, digo yo. Quisiera saber porque diablos algunos consideran que, por algo sin mérito alguno como es nacer hombre, ya que no hay participación de la voluntad en ello, que tienen la verdad entre sus manos (o entre sus piernas?) y SABEN que yo lo que quiero es cuidar de mis hijos. Parece ser que los deseos de realizarme profesionalmente, todos los sueños de progreso personal, todas las horas dedicadas a mi trabajo, la necesidad de obtener resultados a nivel laboral... son en realidad espejismos, ... el hombre más inútil de la tierra estará capacitado para indicarme cual es mi lugar, y aclararme las ideas, que parece que las tengo algo confusas: eso son cosas de hombres.

Etiquetas:

2 Comments:

Anonymous BACO dijo ...

Estoy totalmente de acuerdo contigo en todo, pero, una pregunta.
¿90 billones de pesetas pagar el trabajo domestico de toda españa en un mes? ¿lo entendi bien? si es en un año me pareceria poco dinero.

5/4/06 22:15  
Anonymous Inma dijo ...

Yo creo que es educacional ese "instinto" que nos hace volcarnos a las mujeres en lo que supone la familia.Partimos de que nosotras poseemos mas conciencia del cuidado de los niños porque eso esperan de nosotras desde pequeñas, y porque en general los hombres se desvinculan de esas tareas..que alguien debe asumir..Yo tengo una asistenta en casa, pero yo también doblo el lomo para poder llegar a todo...Mi pareja ayuda, pero yo lo hago muchiiiiiiiisimo más...

Creo que es cuestión de cómo educamos a nuestros hijos..los fututos hombres del mañana...

Besitos

5/4/06 22:16  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home

Powered by FeedBurner