6.4.06

REENCUENTRO DE IMPRESIÓN

IM-PRE-SIO-NAN-TE ha vuelto pasarse por mi vida.
Y sí, la morena le ha IM PRE SIO NA DO.
Pero no gratamente, todo hay que decirlo.
Con aire altivo acepta la presentación de mi hermana que le hago el sábado a las cuatro de la madrugada en las escaleras de ese pub de moda en la ciudad. Es que su primo, mi amigo, me ha tapado los ojos desde atrás, destapándomelos un segundo antes de que mis rodillas le reventaran los testículos, todo hay que decirlo, que apunto estuve, y claro, ¡hola!, Qué tal? y ¡Cuánto tiempo! no tardaron en llegar. La educación le echó una manita para aguantar el tipo en tanto que las ganas de volatilizarse se le escapaban por todos los poros de la piel. Y yo las olí perfectísimamente.
Igual el problema fue que no recordé su nombre a la hora de hacer las presentaciones de rigor … va a ser eso, que no acudió su nombre raudo y veloz a mi lengua cuando debía ser pronunciado. Lo intenté un rato pero nada, que se negaba a salir. Pero es que yo le miraba, y qué queréis, que sólo recordaba aquello de IM PRE SIO NAN TE, y claro, no era plan decirlo, aquí el IM PRE SIO NAN TE, no, no, no. La risa se empeñaba en salirse por mi boca imaginando que lo decía, y yo bastante tenía con encerrarla como para encima tener que hacer memoria. A esas horas. Con alcohol dentro. Estaba difícil, no me digáis que no. Por mucho que me clavara aquellos ojazos negros de forma fulminante, el “contexto” no daba facilidades.
Igual tuvo algo que ver también que su primo, mi amigo, me hubiera llamado y mandado sms un montón de veces, según dijo, para volver a vernos todos (el IM PRE SIO NAN TE iba incluído en ese "todos") y yo no le cogiera el teléfono. Juro que no es cierto, que sólo me llamó durante la semana siguiente al post de referencia (¡ays, que el no sabe lo del post!, entonces lo dejamos en que me llamó durante la semana siguiente a aquellas cinco dulces horas).
Quizás fuera que su orgullo afloró tras sufrir tres rechazos aquella noche tan estupenda para mi ego. Eso igual puedo entenderlo … no, no y no, tampoco. Porque vale que le rechacé, pero con la mejor de las sonrisas, si hasta le regalé una sonrisa de sirena y todo, hombre. No cerré puertas, no dije tío paso de ti, a ver si te enteras, básicamente porque no estaba segura de si pasaba o no pasaba de él, y si no me creéis, haced memoria, que a mí el zagal algo me interesaba, lo que sucede es que soy algo más leeeeeenta que el resto en tomar según qué decisiones.
Ahora que recuerdo: ¡que le ví hace un mes por la calle! Al percatarme de que esas grandes zancadas que estaban a punto de alcanzarme de frente traían consigo la llegada inminente del IM PRE SIO NAN TE, giré de forma instintiva para realizar un estudio pormenorizado del escaparate que tuviera a bien estar a mi altura, que de puñetera casualidad no fue el de una ferretería que estaba a dos metros, si no el de una tienda de ropa de críos. Me creí muy lista porque estaba casi segura de que no me había visto, pero he debido quedarme en el casi, y él, casi que me vió. Mierda.
Bueno, que digo yo que al menos le he causado alguna impresión, oye, algo es algo. Y es que, jolines, que no se puede ser tan susceptible, que conmigo hay que tener muchísima paciencia, por muy IM PRE SIO NAN TE que sea uno, caray, un poquito de empatía con las posibles presas, hombre, que no todo el monte es orégano, que diría mi abuela, también hay ortigas, a veces, en grandes matorrales, y no por ello el monte pierde su encanto.
Lástima que los IM PRE SIO NAN TES si lo pierdan con tremenda facilidad. Es que las ortigas sólo dejan de provocar urticaria si las acaricias a su manera, no ha habido en la historia nadie que pudiera coger las ortigas como le viniera en gana sin llevarse un "ardoroso" recuerdo.

¿Sabéis lo mejor de todo? Que no era para tanto el IM PRE SIO NAN TE después de todo. Debía estar ovulando aquel 15 de enero.

Glauka

10/4/06 EDITO: ¡Que le he vuelto a ver este sábado! ¡Que sigue siendo majo! ¡Que lo que le pasaba era que estaba "cortado"! ¡Que es dulce, simpático, agradable, tímido y guapo! ¡Que no, no me gusta!

5 Comments:

Anonymous Ana dijo ...

Es que esto de ovular es un asco, eh? baja el listón de una manera que luego resulta perfectamente inexplicable.
Es igual, ya vendrán otros IM PRE SIO NAN TES mejor guarnecidos por dentro, hay de todos los colores y sabores. Sólo hay que saber esperar y estar atenta.
SUERTE!

7/4/06 13:25  
Blogger Isthar dijo ...

Me has hecho reír ;)

Ten en cuenta que a veces hasta los IM PRE SIO NAN TES tienen sus momentos de espledor, pasados los cuales, dejan de resultar tan impresionantes. Y entonces la realidad te recuerda que una hace bien en no precipitarse, que tomar decisiones pausadas a veces nos permiten poder ver más allá.

Que no se queje que una sonrisa de sirena bien compensa tres rechazos ;)

8/4/06 14:57  
Blogger pepe dijo ...

Ay, ay, ay. Los caprichos del deseo. Un día van y otro vienen. ¡Si es que cuando pica...! En fin, a veces hay suerte y se acierta y otras es mejor no pensarlo.

8/4/06 19:07  
Blogger Principe de la Lujuria dijo ...

Aun así, dicen que comer ortigas purifica, y ya si son "ortiguillas" el disfrute es enorme...

Gracias por la visita y el comment. Un descubrimiento excelente...

Besos Húmedos

9/4/06 18:33  
Blogger Elisabeta dijo ...

Jijijis,anda queeeee...pues eso,que no era para tanto el IM PRE SIO NAN TE,muackis y ójala que en este nuevo blog tengas muchas cosas alegres para contar querida sirena.

10/4/06 11:48  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home

Powered by FeedBurner