15.12.07

Algún día, en la vida II


- Ya, ya, ya, todo eso ya lo sé corazón. Sé porqué lo dices tú, pero también sé porqué lo digo yo - y la malicia inocente brilla en las arrugas que su frente decide vestirse al levantar las cejas.
- Vale, cuéntame - y se dispone Pablo a escucharla como si no hubiera nada mejor que hacer en lo que le queda de vida.
- Hoy eres ¿cómo decirlo? .. ummmm ... ¿”Para mí” suena mal? ¡¡¡jajajajajaja!!! Sí, no me mires extrañado, porque es eso, sí, hoy estás aquí, a mi lado, disponible, nada de trabajo, ni de clientes, ni de problemas domésticos, que nuestra buena pasta nos sacan estos de la residencia para descargarnos de esas tareas Pablo. Hoy quieres regalarte por entero, no a pedazos, a ratos o a momentos. Hoy te siento así, y me tranquiliza y me da la libertad de elegir regalarme por completo, como no me regalé tampoco yo hasta hoy a ti, más que con el corazón, porque hoy la totalidad no se va a desgastar con el tiempo.
- Ven, anda, bésame.
- Ya se me ha puesto tierno el infante - trivializa Sol, en su línea de siempre - mira que se nos engancharán las dentaduras y verás ...

La besa él. La misma ternura que aquella primera vez. La misma suavidad y el mismo calor. Más intensidad, quizás porque no hay nervios.

- Te quiero -le susurra Sol a su cuello, a su cara y a su mirada- te quiero, te quiero, te quiero, te quiero ...
- Dí que sí, repítelo mil veces por lo menos, enmiéndate, por todas las que callaste este tiempo, que mira que eras mala ¿eh?
- Nada de enmiendas¡¡¡ No no no!!! Ahora puedo decirlo y gritarlo, porque ahora eres para mí, antes no, asique no debía ni podía ni tenía que quererte.
- Pero me querías que lo sé yo -Pablo jugando con cartas ganadoras, se eregía en conocedor de la verdad, porque así era, era verdad.
- Pero no de mis labios, yo no era para ti ni tú eras para mí ... hoy sí. Hoy me siento bien diciéndotelo, no me basta con sentirlo.
- Pero me querías Sol, me querías -triunfante sonríe Pablo de la que la lleva hacia sí por la cintura - ¡me querías!
-¡Mira que eres engreído! - sonríe ella dejándose llevar - Es posible ... en cambio tú, ¡¡¡bien que lo decías listo!!!
- Porque nunca he renegado de lo que sentía.

Se besan de nuevo.

- Habrá que ir a cenar ¿no? Anda que no está mosqueado el director del centro con nosotros. Ese jovenzuelo ¿cómo se llama? Don Antonio, sí, eso, nos mira de reojo y se cree que no me entero, cada vez que nos ve juntos.
- Se huele algo seguro. Su padre era amigo mío entonces y andarán los dos ahí en plan cotilleo a ver de dónde diablos sale esta "nueva amistad" mía -y Sol se ríe.
- Venga, vamos ya. Verás la cara que se les va a poner a todos cuando pidamos compartir habitación a partir del lunes.
- Mira que te gusta llamar la atención - pero sonríe Sol entusiasmada con la idea de poder dormir, junto a Pablo, todas las noches que le queden del resto de su vida.

Broma o no, la cena estaba servida y ambos respiraban, no ñoñerías de nuevos jovenzuelos fuera de tiempo, sino consciencia de aprovechar la ocasión que el destino, en el que no creían, les brindaba.

- ¿Un poco pronto, no? -dijo Sol mientras recogía una cucharada de caldo con fideos finos.
- ¿Pronto, para qué?
- Para cenar.
- Qué susto!... pensaba que lo decías por lo de pedir habitación juntos.

Sol ríe, más bien ríe sonriendo, al tiempo que sorbe la sopa sin dejar de mirarle.
-No me digas -le susurra Pablo.
-Si -le dice Sol, de nuevo con la cuchara metida en la sopa.
-No puede ser, a tu edad.>
Sol vuelve a sorber la cuchara, con una sonrisa de niña. Toda su cara parece rejuvenecer, brilla, y brilla el pelo oscuro de ella. Por un momento Pablo cree ver que lo está tocando.
- Pablo !vuelve!, se te va a enfriar la sopa.
- ¡Ah!, si.
- ¿En que pensabas?
Pablo hace sonido de que espere mientras se toma su sopa. Antes ha soplado un poco, para él está un poco caliente, o eso le parece, -cosa de viejo seguramente -piensa la enfermera que de lejos mira si necesitan algo los añejos comensales.
- Pensaba en lo de luego.
- Me intrigas, no sé que llevas en cabeza. No estarás pensando en...
- Mujer, soy un caballero, el pasado me avala.
- No me hagas recordar tu pasado, que a tu lado soy una santa.
Pablo ríe mientras la mano, un poco temblorosa ya, busca el vaso de agua.
- Te tiembla la mano, ¿estas bien?
- Si, no me pasa nada.
El silencio de Sol se contiene entre los labios, humedecidos sin saberlo. Él los mira, recuerda.
-¿Estás nervioso?
- Puede ser. Mira, traen el pollo.
- Se han cambiado los papeles, menos mal.
- No te entiendo.
- Que antes era yo la nerviosa, la primera vez.
- No estabas nerviosa.
- Si, sabes que si. No te preocupes, yo haré como tú hiciste, ahora sé como hacerlo.
- ¿Lento?
- Lento.
(continuará)
Algún día en la vida © EarthSea&Fire 2007

Etiquetas:

19 Comments:

Blogger Misántropo dijo ...

Parece ser que hay algunos afortunados que, al final, aprenden.

Qué suerte ¿no?

Bonito. Parece real.

Besos.

15/12/07 20:54  
Blogger Lidia M. Domes dijo ...

Bellísimo!!!!!
Me encantóooooooooooo!!!

Espero poder disfrutar todos mis días plenamente, los últimos también!!!

Muy bello!!!

Soy Lidia, en realidad no sé cómo llegué, pero feliz de haber llegado!!!

Besos.

Lidia

15/12/07 21:09  
Anonymous Anónimo dijo ...

Todo un esfuerzo el de "blogerizar" la extensión del texto -me recuerda sus partes el cómo fue creado sin hablarlo; me sorprende ver el temor de alguna que comenta, el mismo que tuviste, respecto al futuro de los entrañables- de luchar contra las dificultades de edición que te permiten, algo que te identifica en otros campos.

Besos y gracias, no por publicarlo en sí, sino porque al hacerlo en tu casa lo consideras algo importante que has compartido.

Pol.

16/12/07 00:38  
Blogger ybris dijo ...

Lento. Como corresponde a esa edad.
Resulta curioso comprobar cómo el sexo-amor surge antes y dura más que lo que el cuerpo aparenta.
Y es así. Lo que pasa es que vende poco y no aparece mucho en la publicidad.

Bello, Glauka.

16/12/07 06:52  
Blogger GLAUKA dijo ...

MISÁNTROPO: Más vale tarde que nunca, que se dice ;). Pero bueno, si está aquí digo yo que podemos aprender "antes" no????? Asique nada de dejar para al final el aprender, que se puede aprender antes ambién, y no olvidar, eso sí, ni de viejecitos, que es muy pero que muy importante mantener vivas algunas cosas.
Y algunos ... ya podemos ponernos las pilas e ir "buscando" jejejejejejeje!! que sino a ver cómo vamos a hacer para mantener viva una llama que no tenemos encendida!!! (Sí, va por ti sí ;))

LIDIA M DOMES: Pues me alegro de que tu primera visita haya sido gratificante, mira. Un saludo.

POL: ¿LO DUDABAS? (Que era importante lo compartido, para mí, quiero decir)
A mí también me ha llamado la atención ese detalle, sí. Porque no fue escrito de manera convencional, no nos pusimos de acuerdo, simplemente uno empezó y el otro continuaba sin saber siquiera cual era el final de la historia, y yo tenía miedo a un final triste ... que no, no va a haber final triste, qeu lo sepan desde ya jajajajaajaja!!!!Y no me des las gracias, que me enfado!!!

Un beso.

YBRIS: Es que estoy convencida de que es lógico tener según que necesidades a cierta edad, porque, si pienso en mi abuelo por ejemplo, la cantidad inmensísima de ternura que tenía para todos ... de buen seguro se podría volcar en amar a su compañera de viaje (que también lo hacía, pero me temo que no tanto físicamente como sentimentalmente). Y hasta creo que es más amor que antes, porque las carnes no están prietas, los cuerpos no cumplen los cánones estéticos que todos conocemos ... entonces sí será cierto eso de amar el cuerpo ajeno porque es de quien es, sin más.

16/12/07 12:05  
Blogger Belén dijo ...

Madre mía... mira que me has avisado pero aún así...

El amor rejuvenece y embellece, sea a la edad que sea...

Besos con muchísimo amor :)

16/12/07 12:35  
Blogger belita dijo ...

Sera el día, el frio o que se yo, y ya se que dices que no es un final triste pero a mi me parece un final triste, talvez porque algunas cosas llegan a la vida de las personas demasiado tarde.

Besos sirena y preciosa historia.

16/12/07 14:39  
Blogger Alma dijo ...

Qué bonito! saber disfrutar el amor, no importa la edad...

Besos de Alma

16/12/07 14:53  
Blogger fiorella dijo ...

Me gustò mucho. Y lo del amor y los tiempos no es exclusivo de la edad,quizàs a cierta edad se le de un lugar màs cuidado, hay menos pajaritos en la cabeza,nosè.Un beso

16/12/07 16:37  
Blogger Misántropo dijo ...

Así que dando ejemplo ¿eh, sirenita?

Pues te diré que ahora mismo me estoy quemando, mira tú, jejé.

Besos maduros, que no adultos.

16/12/07 21:03  
Blogger GLAUKA dijo ...

BELEN: Estoy convencida de eso, mira, de que la juventud es un estado más allá de lo que entendemos todos por juventud relacionado con la edad, de que hay otra juventud que es por la frescura de las sonrisas ... yesa no tiene edad, tiene amor. (esto es por tu culpa y la de los ancianos de mi historia ejem)

BELITA: Eso es verdad, que algunas cosas les llegan tarde a muchas personas ... lo verdaderamente triste es que no les lleguen siquiera tarde, y de esas conozco unas cuantas. Un beso amiga.

ALMA: A ver si tomamos ejemmplo eh????

FIORELA: Eso quiero creer, con más fuerza a medida que pasa el tiempo por razones obvias ;). Besos.

MISÁNTROPO: OOOOOOOHHHHHHH!!!!!! Afortunado vos que os quemáis caballero!!!!! No sabe usía cuanto me alegro por vosssssss!!!!! Eso sí: quede bien asadito, así como doradico, y en su punto ;).

17/12/07 00:06  
Blogger Hyku dijo ...

las mejores recetas, los mejores momentos y las mejores miradas, tod@s...a fuego lento...

Besos sin prisas...
(y sigue vigilando la viagra, que yo me temo que algo hay...)
;-)

17/12/07 12:10  
Blogger El buzón de mi casa dijo ...

Glauka que historia tan sencilla y tierna.

Lamentablemente, presumo que las "Historias del geriátrico" deben ser muy tristes. Deberíamos buscar una forma de organizarnos donde los mayores pudierán ocupar un lugar en las familias, probablemente lo tuvimos y como tantas otras cosas no hemos sabido conservarlo.

A veces - solo a veces - pienso que vamos para atras.

;/

PD: Espero vuelvas a contarme aquello que nunca me contastes pero deseaste hacerme saber...

Un besazo wapa ;****

17/12/07 14:01  
Anonymous Ilion dijo ...

Bonita historia, muy propia de una "vieja sirena", espero que no te lo tomes a mal, independientemente de tu edad.

He llegado hasta tí a través del post de la casa Batlló, buscando geometrías imposibles. Milagrosas... Aunque en realidad busco orillas. Como los ancianos de la historia.Es curioso, hasta dónde llega el azar y dónde comienza el determinismo? últimamente reflexionaba en la manera de plasmar plásticamente cómo los extremos se tocan... niños-ancianos, ancianos-niños... Tomo nota...
Gracias.

17/12/07 19:53  
Blogger Cabezota sin remedio, corazón enorme dijo ...

Veremos si se te pega algo y vamos aprendiendo.

17/12/07 21:25  
Blogger montse dijo ...

Antes ni debía, ni podía, ni tenía que hacerlo, ¿se puede evitar aunque no se deba?.
Bonita historia Glauka, veremos en que termina.
Muacssssssssssss.

17/12/07 21:30  
Blogger GLAUKA dijo ...

HYKU: Pues que me tiene usté todita toda la razón, que a fuego lento es como mejor se hacen las cosas. Y la viagra está a punto de caer ;)

EL BUZÓN DE MI CASA: Las historias de geriátrico no tienen porqué ser tristes, es más, estoy convencida de que mucha de la tristeza uqe nosotros vemos en las historias de amor de los mayores, no existe, es algo que nosotros consideramos que hay, que creemos que habrá, pero estoy convencida de que no es tal, de que cuando tienes la suerte de vivirlo, no ves tristeza, al contrario, ves mucha pero que mucha ilusión y felicidad.
Yo también pienso en algunas ocasiones (pocas, pero algunas) que vamos para atrás.

ILLON: Imposible que me parezca mal lo de La VIeja sirena, que de algún sitio surgió mi blog ;).
Y sí, niños y ancianos se tocan en algunas cosas sí.

CABEZOTA SIN REMEDIO CORAZÓN ENORME: jajajajajajjaa!!! A ver sí, a ver si se me pega algo, que imaginativamente igual, pero en la práctica ... ;)

MONTSE: pues he ahí el quiz de la cuestión ;). Iremos viendo a ver qué pasa.

17/12/07 23:04  
Blogger Churra dijo ...

Bueno, tendre que fiarme de ti y de que la historia no acaba triste...
Yo no pienso en las "historias de geriatricos"en terminos de tristeza, ya firmaba yo ahora mismo, si hay historia hay vida por muy arrugada que esté.
(pero no me gusta que a Pablo le tiemble la mano al coger el agua, salvo que sea por nervios...)
Es una historia preciosa Glauka...esperaré.
Besos

18/12/07 02:49  
Blogger Mikel dijo ...

Evidentemente querida Glauca, mejor tarde que nunca, aunque yo soy de los que pienso que cada cosa a su tiempo y en su momento ya que sino se puede estar fuera de tiempo de contexto y en muchas ocasiones de la realidad.
Besitos entre copos.

18/12/07 08:57  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home

Powered by FeedBurner