18.12.07

Algún día, en la vida III

Sin más que palabras en toda la cena, después de sobornar a Sandra, la compañera de habitación de Sol, con unas fichas para el bingo, ambos suben a la habitación.
Pablo despista en el pasillo la mirada del guardia de seguridad. Luego vuelve atrás y da unos golpecitos a la puerta, cómo era costumbre la primera vez.
- Pasa, pasa ¿te ha visto alguien?
- Creo que no. Espero que Sandra no se chive.
- Qué va, esa leyó tus libros y ya le he dicho que le firmarías toda la colección.
- !Joder!, ¿con esta mano que me tiembla?
- No, si aún te ira bien y todo que te tiemble, ya verás.
- No seas grosera, una mujer de tu edad...
Ambos ríen.
- Lo tengo todo preparado, como a ti te hubiese gustado hacerlo.
- A ver, menuda maravilla. Voy a disfrutar mucho Sol.
- Y yo.
Sol le besa después de apretarle las manos, como si ese efecto le dejase toda la energía que necesita Pablo. Luego se gira y se sienta frente al tocador. Pablo a su lado, sin dejar de mirarla por el espejo, toma el cepillo.
- Me gusta tu pelo, aún sigue negro.
- Me lo tiño Pablo, no sueñes con que sea el mismo.
- Para mí es el mismo.
Con una mano sostiene la base de cabello, con la otra lo peina. Toda una experiencia que nunca pudieron disfrutar con calma. Lo otro, ya vendrá. No puede ser de otra forma, vendrá como vino entonces: con calma, mucha calma, con tiempo, mucho tiempo, y curiosamente, con la familiaridad como sorpresa añadida.
- Tienes la misma mirada que entonces Pablo.
- Y tú el mismo rubor -contestó un asombrado Pablo viendo cierta nube colarse en la mirada de Sol en el espejo.
Se agachó para besar su hombro izquierdo, dejando caer el tirante de aquel camisón, notando cómo se respigaba toda la piel de ella con el contacto de sus labios y con el descender del tirante. Levantó la mirada y vio a una Sol que le ofrecía el cuello, en señal de que el rubor que seguía viendo dentro de una nube que se había instalado en su mirada, no iba a dominarla, que quería que la besara, como entonces.
Descendió ambos tirantes y sus pechos asomaron en el espejo, expandiendo la nube gris del rubor hasta su sonrisa; colgaban, flácidos ya, escondiendo la tersura de antaño en las arrugas que los adornaban. Los cogió con ambas manos izándolos, sin dejar de mirarla, acariciándolos con cariño, con deseo incluso, llegó a ver ella, incrédula.
Dobló el cuello entonces hacia atrás con todas sus fuerzas en busca de sus labios y así, mientras la besaba con su boca del revés, desaparecieron los años pasados llevándose con ellos las arrugas y los achaques: besaba a su Pablo, era el pecho fuerte de su Pablo el que acariciaba, el cuello que salía a su encuentro era el del maduro Pablo, no el del anciano Pablo.
Las lágrimas que les humedecieron los ojos a ambos mientras se abrazaban, sin embargo, eran las que regala la sabiduría de dos ancianos ya.
- Mira que luego nos van a tener que recetar lágrimas artificiales, ya lo verás - con la guasa habitual entre ellos, moldeó el instante Sol, a su medida.
- ¿Y Viagra? ¿Tú crees que nos darán Viagra sin hacer preguntas?
Se rieron. Como entonces. Como antes de entonces. Como después de entonces. En realidad, como siempre se habían reído al entenderse incluso en lo incomprensible.
- Pues no sé ... si les enseñas este pelo canoso de tu pecho igual sí, pero como vayas vestido nada, que sigues teniendo el porte fuerte - sabía que halagaba ella, pero sin mentir - igual las enfermeras te piden pruebas de flacidez.
- ¡¡¡Jajajajajajajajaajajajajajaaa!!! - Pablo se reía exactamente igual que se había reído siempre con ella.
- No te rías, que todo puede ser¡ oye! Si te las piden diles que me pregunten a mí, que ya doy informes yo ... aunque no sé yo, me da que voy a tener que mentir, que juraría que algo se abulta bajo tu pijama.
Pablo mira y recuerda la primera vez que la tuvo cerca, hace cuarenta y dos años. Sigue sintiendo lo mismo, un calor en el bajo vientre que aparece de repente, lo que él ha resumido en clasificar como "la llamada de la Selva". No había sentido antes de ella un deseo tan extremo y no carnal, no solo carnal, ese algo que invadía todo su cuerpo y le hacía resoplar al tiempo que respetar la mínima distancia entre ellos para poder seguir compartiendo las cosas. Claro que se acostó con ella, era inevitable que lo hicieran, pero no fue por sexo.
-Sol, esto no es un pijama. Debes ponerte al día mujer, esto es un pantalón sportwear, un regalo de mis hijas de las pasadas navidades.
-Me da igual, parece un pantalón de pijama.
-Vamos a hacer una cosa -Pablo la abraza desde atrás y pone su barbilla en el hombro de ella. Por suerte ella, con la edad, se ha encorvado un poco, sino eso le iba a obligar estirarse y dolerle la ciática. Sol siempre fue una mujer de buena complexión y altura, lo sigue siendo.
-¿Qué cosa? -ella apoya la mejilla en él, como si así pudiera escucharle mejor, y lleva las manos hacía atrás, en principio para tomarlo por la cintura, pero se detiene en el juego de meterle mano.
-Nos vamos a ir a dormir cada cual a su cama. Aún no nos han dado la habitación conjunta... -disimulando el resultado orgánico que Sol le provoca.
-¿Tú crees que en la conjunta terminaremos enfadándonos?. Mira que no hemos convivido nunca.
-... y mañana temprano nos vamos de excursión por la senda del acantilado, podemos desayunar en la capilla de la Divina Pastora -sin atender a la pregunta, por saber que Sol siempre ha sido de despistar las cosas que la ponen nerviosa.
Nerviosa le pone a Sol ese talante de compartir que siempre tuvo Pablo, de disfrutar los momentos y, si no los había, de crearlos e improvisar cualquier cosa que por su espíritu soñador la hacía cosa especial, la hacía sentir especial a ella. Nerviosa de esa característica de él por sentir algo que aún ahora le duele sentir, quizá por el tiempo pasado -¿perdido?- que no pudo compartir con él. Nerviosa por sentir que cada vez que le tiene cerca se siente feliz, por saber que la felicidad no existe para siempre. A ella le duró tres días una vez, luego le venía y se iba a ratos. Esta vez teme que se vaya para siempre.
(continuará)
Algún día en la vida © EarthSea&Fire 2007

20 Comments:

Blogger Edanmir dijo ...

A mi me ha ganado la historia de Sol y Pablo. Toda una lección de sabiduría. Suerte la suya. Salu2

18/12/07 12:34  
Blogger Belén dijo ...

Que monos son por dios... me ha encantado cuando dicen cosas pícaras como lo del vibrar jajajajaj!!!! son fantásticos de veras!

Besos!!!!!!!

P.D Ya salió el viagra...

18/12/07 15:18  
Blogger Hyku dijo ...

Remozado el palpitar del corazón, una capa de pintura para la sonrisa, barniz para la ilusión, enjuagues para el amor sin prisa.

Dicen que de niños soñamos, que de adultos vivimos o no el sueño y al llegar a la vejez somos niños otra vez. Yo creo que si mantienes las ilusiones y vives el momento jamás llegas a viejo. Y eso separa a quienes aguardan apesadumbrados el final de su libro de los que escriben páginas hasta quedarse sin renglones por rellenar.

Que compartan mucho más y que no les sometan a control antidoping...
;-)

Besos

18/12/07 16:15  
Blogger Amor dijo ...

la cosa es sentirse vivo, casi no es tan importante con quién, la vida está llena de gente maravillosa, y siempre da penita perderse a todas las demás
:-)

amor

18/12/07 19:11  
Blogger Sintagma in Blue dijo ...

Felicidad a pequeños sorbos, como un licor preciado...

18/12/07 23:40  
Blogger Zorro de Segovia dijo ...

o felicidad intensa Sintagma, a largos tragos, de niño, de joven y de anciano. ¿por qué tener miedo a vaciar una copa que se llena sola?

Qué hermoso relato Glauka. Me voy a dormir con la sonrisa aúna más amplia y con más esperanza si cabe.

19/12/07 00:52  
Blogger Carlos dijo ...

Una historia preciosa, y contada con un gran realismo que, hasta casi me parecía estar ahí, observándoles. Un beso.

19/12/07 05:33  
Blogger ybris dijo ...

Hermoso y esperanzador.
Hay algo que no se pierde con los años.
Y que incluso se acrecienta.

Besos

19/12/07 08:24  
Blogger GLAUKA dijo ...

EDANMIR: A mí tmabién, por eso la cuento ;) jejejejejeje!!!

BELEN: Es que no por ser mayores se han de perder las buenas constumbres ;)!!!!

HYKU: VISTE COMO SALÍA LA VIAGRA???? Tarde o temprano saldría, ya lo sabías tu eh?????

AMOR: Es cierto, lo importante es sentirse vivo, pero no sé si estoy muy de acuerdo contigo en ese "perderse a todos los demás" ;) porque soy de las que opinan que "el que mucho abarca poco aprieta", y a mí es que me gusta que me aprieten bien fuerte jejejejejeje!!!!

SINTAGMA IN BLUE: Así suele ser la felicidad, a pequeños sorbos que hay que paladear con gusto o nos pasarán desapercibidos.

ZORRO DE SEGOVIA: Me alegor de esa visión tuya de la felicidad intensa, porque siempre hay ocasión de ser feliz, sólo hay que saber verla y encadenar unas a otras.

CARLOS: Y tú que haces a las 5 y media de la mañana leyendo blogs???? ;) Anda queeeeeeeee ... bueno, espero haber relajado la cabecita con esta historia y haberte ayudado a dormir un poco después, aunque sea poco.

YBRIS: Esto y convencida de ello, pero hay que poner de nuestra parte para que así sea. Un beso.

19/12/07 10:39  
Blogger Churra dijo ...

Me has dejado con la miel en los labios Glauka y un sabor dulce .
(que bieeeeen)
Besos

19/12/07 12:18  
Blogger Basquiat dijo ...

noo, sirena más más por favor.
pucha, recien he podido leer, con tan poco tiempo que tengo por ahora y me sigues dejando asi, jeje
besos y esperando la proxima entrega.

19/12/07 17:14  
Blogger Carlos dijo ...

A las 5 y media de la mañana??? pues sí, aunque no sé si vengo o si voy, jejejeje, que últimamente cada vez soy más ave nocturna.

19/12/07 22:32  
Blogger Misántropo dijo ...

¿Continuará?...¡qué morbo!

¡Si es que la testosterona no da tregua!

Bueno, yo creo que a esas alturas ya se puede llamar a la química por sus conjeturas ¡qué coooo...oojjj...oones!

Bello.

¿No?

Alas de escama.

20/12/07 05:11  
Blogger GLAUKA dijo ...

CHURRA: Ya te digo que no es triste. QUizás melancólico, pero no tirste, estos dos no lo viven tristemente, doy fe ;) Un beso enorme.

BASQUIAT: Me alegro de que te guste ... es tierno verdad???

CARLOS: Anda queeeeeeeeeee.... duerme mássssssss!!! que te hace falta!!!! Un abrazo.

TESTOSTERONA: Si no somos nadie, si nos creemos que controlamos algo y resulta que todo son hormonas y más hormonas ... ainssss!!!!

20/12/07 13:51  
Blogger Aprendiza de risas dijo ...

Llevo dos días entrando sin tiempo y ahora acabo de leerlo y me ha dejado un regustito deliciosamente almibarado.

Me he acordado de mis padres (mi padre ya murió) cuando se iban de vacaciones en sus últimos años juntos, de cómo me contaba mi madre que en aquellas vacaciones rejuvenecían porque volvían a enamorarse de nuevo, de cómo el amor y el sexo no tienen edad, de que en cada edad el amor usa diferentes colores de su paleta, pero en todas pinta mucho, básicamente, todo.

Eres una delicia escribiendo. Espero la próxima entrega pròntito.

Hasta entonces mis besos y mis risas para ti,

21/12/07 00:09  
Blogger belita dijo ...

Nerviosa de esa característica de él por sentir algo que aún ahora le duele sentir, quizá por el tiempo pasado -¿perdido?- que no pudo compartir con él.

Creo que esta vez me quedo con esta frase. Nunca es tiempo perdido, es un tiempo vivido y solo por eso merece la pena.

Besos

21/12/07 00:20  
Blogger DELIRIUMTREMENDS dijo ...

Yo creo que ya no se irá para siempre, con esas edades, el tiempo que apremia, y lo que se quieren... sólo la muerte puede arrebatarles ese amor tan puro y tan grande que sienten. Y espero que así sea en tu ficción, querida, espero acabe así. Se lo merecen, y los finales felices, aunque no estén de moda, son necesarios muchas veces, que ya está la vida con las rebajas a cuestas de todo...
Un besazo, anduve otra vez mala, una jodienda, tía. Y echándote de menos...

21/12/07 10:41  
Blogger Basquiat dijo ...

es más que tierno, contiene la belleza de un paisaje que estuviera esperándonos.

21/12/07 16:55  
Blogger GLAUKA dijo ...

APRENDIZA DE RISAS: No sabes cómo me ha gustado a mí leer lo de tus padres niña ... es que se me ha hecho el culo pesicola que se dice jejejejeje!!! Aún hay esperanza pues. Un besote.

BELITA: Totalmente de acuerdo con vos señorita. De ahí los interrogantes ;)

DELIRIUM TREMENDS: mi delirante amiga atacada por el vudú ... las historias con final feliz me gustan y ésta será de esas, ya lo verás. Un besazo.

BASQUIAT: Tierna es esa observación tuya que me ha puesto rebobísima. A ver si es verdad y sólo es un futuro que me espera, que se me anticipa para que sepa de qué va ir cuando toque. ;)

21/12/07 18:14  
Blogger el nombre... dijo ...

Qué romàntico!
Me encanta la historia del amor, de cualquier amor...de ese deseo que aparece en dos casi ancianos, pero que ven màs allà de sus arrugas, los gestos, que reconocen los detalles de antaño...
Ay! quién pudiera pasar por una experiencia así, a esa altura de la vida, mi dios!

Mi prof de francés tiene 71 y un novio desde hace 20 años. Super enamorados los dos, super activos y vitales, llenos de pasíon...
No conviven, como Sol y Pablo.

Me ha evocado a una historia que conozco, y me da alegría saber que esto existe!!!!!

Besos, mi querida Glauka!

23/12/07 06:31  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home

Powered by FeedBurner